Jueves, 06 Agosto 2015 19:40

Adiós Faustino, buena gente

He de decir que hacía años que no tenía noticias de Faustino López y la que he recibido hoy, desde la Asociación de la Prensa, no ha podido ser peor.

Puedo decir con mucho orgullo que Faustino fue compañero en la redacción del diario La Verdad de Albacete durante muchos años. Excelente profesional y buena gente. Un referente profesional al que agradeceré siempre el simple hecho de haber podido trabajar junto a él. Para mí fue un ejemplo de profesional de los pies a la cabeza.

Quienes lo conocíamos sabemos que Faustino era trabajador y leal. No puedo decir que cultivásemos una gran amistad, me parece que ni él ni yo somos personas especialmente abiertas a grandes amistades fuera de nuestros círculos más directos, pero sí había un vínculo especial. Ese vínculo de una persona joven que llega a una redacción pequeña y se siente muy bien acogido, que se encuentra como si siempre hubiera estado allí.

Faustino, como Sánchez de la Rosa, Paco Alarcón, José Luis, José Antonio Domingo, Ángel Cuevas, Chopi  o Román, formaron parte de mi vida durante muchos años y siempre seguirán estando ahí. Desgraciadamente algunos ya no están con nosotros y a esta lista se ha unido ahora Faustino.

Sé que hoy la tristeza que siento también la tienen otros compañeros de redacción, los de entonces y los que fueron pasando después, y aquellos que fueron parte de la familia de La Verdad también en la provincia. Otra buena persona como Paco Simón estaría hoy también muy triste por la desaparición de Faustino, como lo está Emilio Sánchez.

Se nos ha ido un gran compañero, ejemplo de profesional, al que seguramente no siempre trataron como debían desde la dirección del periódico. Se nos ha ido una buena persona. Al menos, más allá de los problemas que siempre da la vida, sé que pudo disfrutar unos años felizmente junto a su familia cuando dejó la redacción y decidió disfrutar en su retiro del Cabo de Palos.

Descansa en paz.

Martes, 04 Agosto 2015 14:20

13 mujeres-13 rosas

Del olvido a la memoria

El 5 de Agosto se cumple el 76º aniversario del fusilamiento de 13 mujeres jóvenes contra la tapia del cementerio de la Almudena (Madrid), luchadoras por unos ideales de igualdad, justicia social, libertad, por un mundo mejor, defendiendo la Republica que había sido elegida, eso sí, mejorándola, 13 mujeres militantes activas de Juventudes Socialistas Unificadas (Juventudes Socialistas y Comunistas unidos). Terminada la Guerra Civil, la organización juvenil fue masacrada por el nuevo régimen.

Mujeres, que sufrieron aberraciones, penurias, palizas, vejaciones, humillaciones por el régimen franquista, un régimen que lo que pretendía era destruir el espíritu que la Republica había creado en las mujeres.

Desde Juventudes Socialistas de la Provincia de Albacete, GRITAMOS y DENUNCIAMOS el destino triste de estas mujeres que no pudieron envejecer por simplemente tener y defender unos ideales, tuvieron una gran valentía y con clarividencia lucharon contra el régimen antidemocrático que se avecinaba y con la cabeza bien alta.

Si no se recogen ahora sus voces, permanecerán para siempre en el olvido,

Carmen Barrero Aguado

Martina Barroso García

Blanca Brisac Vázquez

Luisa Rodríguez de la Fuente

Elena Gil Olaya

Pilar Bueno Ibáñez

Julia Conesa Conesa

Adelina García Casillas

Virtudes González García

Ana López Gallego

Joaquina López Laffite

Victoria Muñoz García

Dionisia Manzanero Salas

Vuestra historia está viva hoy, pese que algunos quieran borrar la memoria histórica de este país. VUESTRO NOMBRE NO SE BORRA DE LA HISTORIA.

Nuestro recuerdo a los familiares de las víctima y supervivientes de las Juventudes Socialistas Unificadas.

Espe Martínez, secretaria de Organización de las juventudes socialistas de la provincia de Albacete y concejal socialista en Tobarra

Martes, 28 Julio 2015 15:14

Persiste la lucha

Hace cuatro años en Utoya tuvo lugar una masacre en el campamento de verano organizado por los jóvenes laboristas noruegos (jóvenes del partido socialdemócrata noruego). Allí 600  compañeros compartían y aprendían. En un momento dado 69 de ellos eran asesinos fríamente a punta de pistola. Justamente cuatro años mas tarde, volvemos a conocer la noticia de otro atentado pero ésta vez en Suruç (Turquía) donde 30 compañeros han perdido la vida en un atentado en el cual 300 miembros de Juventudes Socialistas estaban reunidos trabajando para reconstruir Kobani, querían colaborar en hospitales y un parque infantil entre otras actividades, en su campaña "Defendimos juntos Kobani, construimos juntos Kobani”.

Es lamentable que aún en el siglo XXI los jóvenes socialistas, seamos de una región o país nos veamos hostigados por ciertos pensamientos o seamos el punto de mira en medio de la violencia de Siria, por ejemplo. Cuando Juventudes trabaja por ayudar a los mas desfavorecidos.

En España durante muchos años también hemos sufrido atentados contra compañeros nuestros y contra ciudadanos y conocemos de primera mano el dolor y el sufrimiento. Por ello los socialistas hemos luchado y seguiremos luchando por la libertad, por nuestros ideales porque nada ni nadie nos va menoscabar.

Desde éstas líneas, en mi nombre y en el de Juventudes Socialistas de Albacete condenamos lo ocurrido y enviamos todo nuestro apoyo para los amigos y familiares de las víctimas del fanatismo que les ha arrebatado la vida.

Virginia Lozano Sánchez

Secretaria General de Juventudes Socialistas de Albacete

Lunes, 20 Julio 2015 17:50

El machismo de los alcaldes populares

La misoginia política dentro del Partido Popular amenaza con seguir avasallando a las mujeres, mediante expresiones y conductas bastante denigrantes.

No es la primera vez que ocurren este tipo de episodios descaradamente machistas entre la clase política popular, concretamente con sus alcaldes. Todos ellos con edades comprendidas entre los cuarenta y los sesenta años, casados con una mujer, algunos con hijas, hermanas, madres, tías, sobrinas e incluso nietas. Todas ellas son mujeres, género al que parecen tenerle cierta animadversión, ya que se dedican a ningunearlo, atacarlo e infravalorarlo. Y para muestras, botones.

Hace varias semanas, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado nos ilustraba con una declaración de intenciones feminofobicas, durante un acto de reconocimiento a diez estudiantes (granadinos y granadinas) con los mejores resultados en Selectividad. En dicho acto, invitaba al alumnado a vestir de forma informal en este tipo de eventos con estas palabras: "Ya sabéis que las mujeres, cuanto más desnudas, más elegantes, y los hombres, cuanto más vestidos, más elegantes". La justificación de este señor para tan desafortunado comentario fue “la ola de calor”, tan irrisoria como soez y mezquina. Quedan claras las pretensiones del regidor granadino, al que se le ha criticado mucho su falta de sensibilidad y de lucha por la situación de mujeres que ejercían la prostitución en dicha localidad, las cuales han sufrido un trato vejatorio y persecutorio por parte de la corporación municipal popular, que lleva rigiendo los destinos de la ciudad de la Alhambra desde 2003. Torres mal altas han caído, y en este caso, esperemos que sea pronto, para preservar el respeto hacia todas las mujeres.

Pero no hace falta irnos hasta Andalucía para encontrar a políticos del PP haciendo alarde de una conducta machista recalcitrante. Ayer, en Villares de Saz (Cuenca), su alcalde José Luis Valladolid Lucas calificaba como “puta barata podemita” a nuestra portavoz en el PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, dentro de la red social Facebook. Las formas verbales de esta persona lo dicen todo; la postura de los regidores del PP con respecto a las mujeres y a la igualdad efectiva de género son contrarias, obsoletas y antisociales.

Para los que no recuerden con tanta celeridad, al leer estas líneas llenas de misoginia popular, el ya ex alcalde de Valladolid, Javier León De la Riva también nos deleitó con declaraciones donde preguntado sobre una violación que se había producido en dicha ciudad dijo: “piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se mete contigo, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos diciendo que le has intentado agredir”.

Episodios verbales machistas que siguen produciéndose y contra los que nos tenemos que manifestar. Es lamentable soportar este tipo de comentarios por parte de la clase política más conservadora.

Desde Juventudes Socialistas de Albacete condenamos todo tipo de manifestaciones que van en contra de una igualdad efectiva de género y contra las mujeres, y por tanto, seguiremos trabajando para realizar políticas que consigan unir a la ciudadanía, dotando a las mujeres de herramientas que las legitimen para luchar contra esta lacra social. ¡Machismo cero!

Carlos  González Beltrán

Secretario de Igualdad de Juventudes Socialistas de Albacete

Miércoles, 01 Julio 2015 00:59

Esto, hay que pararlo (V)

Casos de requerimientos infundados, fuera de plazo, contrarios a la ley y al sentido común, puede decirse que se dan todos los días, contando siempre, como condición sine qua non, con el poder coercitivo derivado de las “auctoritas” y el “imperium” de que la Administración Pública se rodea e inviste, y contra cuya maquinaria, puesta en marcha, no hay quien pueda. Si a ello unimos el aura de amedrentamiento que se ejerce sobre el ciudadano, apaga y vámonos.

Y por si fuera poco, nos encontramos con otro apartado, digno de estudio y análisis, cual es la constante y paulatina desfuncionarización de que es objeto la Administración Pública, en el sentido, no de que ésta se quite y se desprenda de funcionarios, sino todo lo contrario, que manteniendo el cuerpo funcionarial en su aspecto burocrático, ha movilizado a la ciudadanía (como si de una guerra se tratara) para realizar funciones funcionariales, valga la redundancia, estableciendo el servicio funcionarial obligatorio, a la manera como, en su día, se estableció el servicio militar obligatorio. En principio y por ello existe la Administración Pública, en la que se incardinan los poderes públicos, y por ello se pagan impuestos, amén de por subvenir a los servicios sociales que aquélla y aquéllos tiene obligación de prestar, también y en importantísimo porcentaje de los fondos de la Caja Pública de Caudales, son para atender el gastazo que supone mantener un cuerpo de funcionarios públicos, distinguiendo dentro del mismo aquellos que tienen por objeto prestar dichos servicios (maestros, profesores, médicos, etc.) y aquellos otros que se incardinan dentro del aparato burocrático de la Administración, es decir, los que están en oficinas. Pues bien, de un tiempo a esta parte, se observa cómo las funciones propias de ese cuerpo burocrático se van trasvasando a los propios ciudadanos de a pie, de tal manera que aquéllos, siendo su razón de ser y existir prestar un servicio a éstos, que para eso cobran, se van viendo liberados de su trabajo, que, a la postre y en definitiva, acaba siendo realizado por el ciudadano de a pie como he apuntado y sobre cuya cabeza se descarga el mismo. Un ejemplo clamoroso y que clama al cielo, sin paliativos, lo constituye el obligar al ciudadano de a pie a que se practique la liquidación de los impuestos que el mismo ha de satisfacer, lo que se llama “autoliquidación”, de tal manera que el ciudadano tiene que asumir la responsabilidad de autoliquidarse (en todos los sentidos del término), sin saber de fiscalidad y respondiendo de la más que posible metedura de pata, quedando el funcionario de turno (al que se le paga para esa función) liberado de ese trabajo, y después ya vendrá Paco con las rebajas. Desde luego, cierto es el refrán, según el cual “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pues yo, por mi profesión, cuando ingresé en el cuerpo notarial, le entregaba la copia de la escritura correspondiente al cliente y éste se personaba en la sede de la Hacienda Pública y allí que la dejaba depositada, contra el recibí correspondiente, y al cabo de unos días se le comunicaba el importe del impuesto a satisfacer por la operación realizada y se le instaba a su ingreso y a que pasara a retirar la copia que allí depositó, en la que figuraba un cajetín con la liquidación del impuesto practicada, y debajo del mismo la firma del liquidador, el Abogado del Estado, que es a quien por ley correspondía y era el experto para practicar la liquidación de impuestos. Ahora, con el Estado de las Autonomías (caótico, por otro lado) y la transferencia por parte del Estado a éstas de competencias, la firma sería del Liquidador que corresponda según la normativa que rija en cada uno de los “reinos de Taifas”, en que se ha convertido el Estado Autonómico. Pero, ¿por qué, un particular, un ciudadano de a pie, tiene que inmolarse, prácticamente hablando, y asumir la competencia de aquél funcionario a quien ese mismo ciudadano le está pagando, y asumir él mismo la responsabilidad de hacerlo bien o mal, sin contraprestación alguna? Dirán que dicho ciudadano se busque la vida, o sea, que vaya a un asesor fiscal a que le haga la faena, mas esto, que es lo que pasa en la mayoría de los casos, ya encarece un tanto el montante que al final ha de pagar el consumidor, al que, por cierto, tanta normativa al respecto para salvaguardar sus derechos y luego viene la Madre Administración y lo abandona y lo deja a la intemperie y le niega como San Pedro negó tres veces a Jesucristo el día de su Prendimiento. Esta solución no supone sino una doble imposición a cargo del ciudadano, que se ve cornudo y encima apaleado. ¿No se vulneran los principios constitucionales con esta forma de actuar por parte de la Administración? ¿Dónde están los Defensores del Pueblo, nacional y autonómicos, donde los haya? ¿Dónde las autoridades y los organismos que deben velar porque los derechos del ciudadano no sean atropellados impunemente y vea agravada su situación y quede en el desamparo? Una forma más agravada de ese trasvase del trabajo burocrático de la Administración Pública hacia el ciudadano lo constituye el hecho de que ya no pueda presentarse en papel, por ejemplo, la declaración de la renta y haya que hacerlo vía telemática, lo que se extenderá con el tiempo, más pronto que tarde, a todas las ramas de la Administración Pública, obligando, hasta a los que no saben (o no quieren) hacer una “o” con un canuto, a enfrascarse en el mundo de la informática. Bien puede decirse, por tanto, que en España, todo ciudadano es funcionario de la Administración Pública, sólo que, unos cobrando, y otros, sin cobrar, trabajando y asumiendo una inmensa responsabilidad, y es que en muchas ocasiones se nos viene a la mente la pregunta de ¿para qué sirven los poderes públicos?, que, como vemos, más que para servir al ciudadano, existen para su beneficio propio, un modus vivendi cómodo y muy gratificante económicamente hablando. No me extraña que quienes deban dejar el cargo tras unas elecciones se vayan poco menos que llorando y suplicando a su superior un puesto donde seguir chupando de la teta pública y, a ser posible, desde donde pueda seguir,  puteando al ciudadano de a pie.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

1 de Julio de 2.015

Ahora que parece que baja un poco el nivel de ‘ruido’ del deseo de Ramos de ampliar contrato con el Real Madrid (le quedan dos años más) para cobrar 10 millones de euros limpios, 21 millones de coste para el Madrid, igual es el momento de recordar al interesado y a sus palmeros que viven en España.

Por si no lo saben, es este país nuestro en el que se cierran camas de hospital, se cierran hospitales enteros, no se contratan médicos ni enfermeras suficientes para atender los centros de salud y hospitales públicos que quedan, se suben tasas universitarias, se quitan y rebajan becas, se dejan sin cubrir plazas de maestros, las plazas en las oposiciones son mínimas, hay niños que no pueden hacer ni una comida digna en verano porque les cierran los comedores sociales, las personas con dependencia y sus familias no tienen dinero para poder atender sus necesidades, a la gente la echan de sus casas por no poder pagar su hipoteca , les cortan la luz y el agua por no poder pagar, hay casi cinco millones de parados, y millones de familias en las que no hay ningún miembro trabajando.  En este país, en este, en España, un ‘señorito’ andaluz, que se pasea con sus cochazos por Madrid, que manda a sus palmeros de la prensa a hacer ruido para que le suban el sueldo, en este país señor Ramos y palmeros, una subida de sueldo de seis a diez millones de euros al año es una indecencia, por no decir una vergüenza.

Evidentemente  habría que decir en descarga de Ramos que no conoce cómo está este país, que aquí la gente sueña con un trabajo por horas y mal pagado, que los niños pasan hambre. Todo eso no lo sabe porque  él vive en su mundo de lujo. Y sus palmeros lo mismo, muchos ganan miles de euros al mes y también viven en otro ‘escalón’, y otros que no ganan tanto son simplemente palmeros de los palmeros.

Les propongo a todos una cosa, si de vedad no es cuestión de dinero, si solo es cuestión de ego, como dicen los palmeros de Ramos, estoy de acuerdo en la renovación que pide, 10 millones al año, que la firme ya Florentino. Eso sí, los cuatro millones de diferencia al año que los destine directamente el Madrid, sin pasar por Ramos, a comedores para niños, pagar mensualidades de gente que va a ser desahuciada, familias con dependientes, o becas ‘Real Madrid’ para niños en edad infantil y universitarios.

Sí, que firmen ya.

 

Domingo, 21 Junio 2015 12:16

Desahucios: Un rayo de esperanza

Como miembro de la Plataforma Stop Desahucios llevo publicando artículos bastante duros por la actitud inhumana de la banca por no hacer con  los ciudadanos lo que los ciudadanos hemos hecho con ellos (rescatarlos), por no utilizar parte del dinero recibido para impedir que miles de familias no pierdan su hogar.

 Cuando se publicó el Código de Buenas prácticas bancarias también critiqué el mismo con dureza por considerarlo inoperante ya que  los requisitos exigidos hacían que muy pocas personas pudieran acogerse a ellos, ahora bien, ese Código de Buenas prácticas obliga a la banca en algunos casos, pero no impide que lo puedan aplicar en aquellos casos que ellos estimen conveniente. Pues bien desde aquí quiero agradecer al recientemente nombrado director de zona de la CCM en Albacete por su intervención en un caso que ha permitido que la familia de Miguel no pierda su casa al haberle aplicado sin obligación legal de hacerlo, el citado código de buenas prácticas.

Siempre me preguntaré porqué cuando no se aprobó dicho código no se hizo extensivo a todos los ciudadanos sin requisitos previos (salvo que fuera vivienda habitual)  pues con una ley de tres folios hoy no tendríamos miles de familias sin hogar, pero cuando leía en la prensa económica los suculentos negocios que están haciendo fondos buitre vinculados a la banca e incluso a algún que otro político,  encontraba la respuesta.

A pesar de todo, gracias CCM por este rayo de esperanza.

Jose Velasco

Plataforma Stop- desahucios Albacete

Lunes, 11 Mayo 2015 11:57

Por la visibilidad de la Enfermería

Todos los años celebramos el Día Internacional de la Enfermería pero no todos los años son iguales. El deseo siempre es el mismo, ser más reconocidos y valorados por lo que hacemos, pero las circunstancias del momento en el que nos encontramos están, como no puede ser de otra manera, muy presentes.
2015 puede ser un año especialmente significativo si finalmente fuera cierto que es el fin de una etapa, de un ciclo marcado por la recesión, los recortes y el deterioro de la calidad de vida, y también el inicio de un nuevo periodo esperemos de mayor prosperidad económica y social.
Los enfermeros queremos pensar que será así y que el esfuerzo realizado en los últimos años habrá servido para algo. Además de la recuperación de los derechos perdidos, queremos pensar que los próximos años traerán una reorientación del sistema sanitario que ofrecerá más oportunidades laborales y profesionales.
En coincidencia con las recomendaciones de la OMS y de la OCDE,creemos que nuestro Sistema Nacional de Salud debe evolucionar hacia un mayor desarrollo de las políticas de cuidados, teniendo muy en cuenta queéstas van a predominar en este siglo XXI, como consecuencia del envejecimiento de la población y el aumento de las patologías crónicas en nuestro país.
También sabemos que nuestra formación universitaria y competencias nos capacita para asumir mayores responsabilidades dentro del sistema sanitario y en otros entornos laborales (colegios, centros sociosanitarios, empresas…), lo que, en definitiva, implicaría una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y a medio y largo plazo una disminución de los costes sanitarios.
Tenemos el convencimiento de que es lo mejor para todos y la confianza de que será posible, pero esto no es suficiente. Para alcanzar cualquier objetivo hay que sumar el mayor número de fuerzas posible y, por ello, resulta fundamental que los ciudadanos a los que atendemos se conviertan en nuestros aliados.
Para ello, deben conocernos mejor y, de esta forma, hacernos necesarios e imprescindibles para ellos. Al respecto, aún queda camino por recorrer. Una reciente encuesta de SATSE concluye casi 6 de cada 10 ciudadanos opina que la sociedad no conoce el trabajo de los profesionales de enfermería.
Se trata de una barrera que debemos superar entre todos los profesionales y que sólo será posible si nos hacemos ver y oír con más fuerza, y si sabemos diferenciarnos del resto de profesionales del sistema sanitario.
Ocasiones como la celebración del Día Internacional de Enfermería suponen una nueva oportunidad para seguir avanzando en la consecución de este objetivo, pero ha de ser un empeño constante y continuado a lo largo de todo el año por parte de todos y cada uno de los profesionales enfermeros. 
En 2016 celebraremos nuevamente nuestro día. Será otro año, un año distinto. Esperemos que en esa ocasión se hayan puesto los cimientos de lo que ahora deseamos. En ello va, no solo nuestro desarrollo profesional, que también, sino el futuro de la salud de todos los españoles.
 
Alejandro Laguna, secretario general de SATSE Castilla-La Mancha
 
Martes, 05 Mayo 2015 17:18

A propósito del consumo

No se trata de consumir más sino de que consuma más gente
Este mundo endemoniado y superficial que nos hemos dado la clase media y alta de occidente, o escarmienta, o será escarmentado.
No podemos vivir para satisfacer nuestros sentidos y arrinconar sentimientos y cerebro para que simplemente escuchen -sin reflexionar- el primer cuarto de hora de cada noticiario.
Hemos de implicarnos si no queremos que nuestra sociedad cruja como las placas tectónicas que periódicamente se llevan miles de vidas por delante sin que nada ni nadie pueda detenerlas.
Hace unos días, un buen amigo se lamentaba al recordar cómo fuimos capaces de hinchar hasta que reventara la burbuja inmobiliaria que todos y cada uno de los españoles sabíamos que teníamos debajo de nuestros traseros y que haría saltar por los aires nuestra economía.
Y sin embargo no aprendemos. No aprenderemos nunca.
Ahora nos dicen que hemos de estar contentos porque el consumo interno vuelve a tirar de la economía, y todos nos mostramos más favorables al gasto. Incluso creemos que es una obligación patriótica. Un deber para levantar el país.
Craso error una vez más. No se trata de que los que pueden gasten más, sino de invertir en que más gente pueda acceder al comercio básico.
Antes hablaba de la clase media y alta de nuestra sociedad. Créanme todos si digo que creo ciegamente en ella si la consideramos individuo a individuo, pero colectivamente y aunque le reconozca buena parte de la responsabilidad de tirar del carro, desconfío de ella porque creo que se mira demasiado al espejo para estar guapa, y demasiado al ombligo para sentirse satisfecha.
No podemos sentirnos satisfechos al comprobar que nuevamente volvemos a consumir sin grandes preocupaciones. Nuestra responsabilidad no es consumir más. En la parte alta de la pirámide social, todos tenemos mucho más de lo que necesitamos y por tanto, repito, nuestra verdadera responsabilidad es que sea mucha más gente la que tenga acceso al consumo básico, y no consumir nosotros.
Para que crezca nuestra sociedad no ya en volumen sino en justicia, en solidaridad, en igualdad, en libertad, lo realmente imprescindible es que haya más gente que acceda al consumo, y si en lugar de hablar sólo del suelo patrio lo hacemos de la aldea global, con más responsabilidad aún hemos de pretender que haya mucha más gente que acceda a los alimentos y los bienes de primera necesidad.
En los momentos más álgidos de esta crisis que aún no nos ha abandonado, buena parte del empresariado empezó a mirar allende los mares y a colocar sus productos en otros países. Ese es un camino sin retorno que debe hacernos protagonistas de un avance generalizado. Eso es mirar hacia el futuro pues para nada implica un debilitamiento de nuestra economía sino muy al contrario una mejoría en nuestra maltrecha balanza de pagos.
Estamos sin duda en el mejor enclave geográfico para convertirnos en suministradores, asesores, promotores, colaboradores, etc…, del continente menos desarrollado del planeta.
Si ayudamos a los africanos a salir del pozo en el que están metidos, estaremos dando trabajo aquí y allí, estaremos mejorando el nivel de vida de aquí y de allí. Nuestras empresas, las que inviertan en tan monumental mercado podrán dar trabajo a ambos lados del estrecho. Estaremos resolviendo en parte el problema de la emigración.
Eso sí que serían buenas noticias: “España se convierte en el primer proveedor de África”. Sin embargo mucho me temo que no será así. Ni siquiera Europa lo será, sumida en sus propios errores y mirándose como decía antes al espejo; al ombligo. Levantando altos muros para que quienes podrían ser la solución de nuestros problemas nos miren con recelo y terminen por derribarlos hagamos lo que hagamos.
Tomémonos nuestro tiempo, reflexionemos sobre estos temas y obremos en consecuencia. Seamos consumidores responsables. Facilitemos el acceso al consumo de la parte baja de la pirámide. Es responsabilidad de todos.
Alguien muy cercano me dijo un día: “Si no consumimos, nuestras empresas cerrarán y nuestra economía se vendrá a pique”. Aquel día compré dos bufandas y dos pulseras. 
A veces no sé lo que hago. A veces no sé lo que digo.
Albacete, 5 de mayo de 2015.
Miguel López Valles

La encuesta de la UCLM sobre las municipales de Albacete venía a señalar que el PP ganaría con una mínima ventaja sobre el PSOE y que Ciudadanos sería la tercera fuerza política, con Ganamos como cuarta y última. El reparto de concejalías sería algo así como 9, 8, 7 y 3. Esta igualdad supone que tendrá que haber pactos. La pregunta es sencilla, ¿pactos para avanzar o pactos para que siga el PP cuatro años más?

Los votantes albaceteños deberán pensar muy mucho su voto y antes de depositarlo deberían saber que piensan hacer con él las formaciones nuevas, especialmente Ciudadanos, ya que de Ganemos no hay duda  que es un formación de izquierdas que difícilmente pactaría con el PP para que los ‘populares’ siguieran cuatro año más con sus políticas de recortes.

Es sencillo, Ciudadanos debe decir con mucho tiempo de antelación si pactará o no con el PP, pensando que los populares sean la fuerza más votada. Si están por esa labor, ¿para qué vale el voto del enfado?, si la gente vota otra cosa que no sea PP porque están cansados de esta política, ¿es de recibo mantenerlos en el poder? No valen las mamarrachadas de cualquier político, aquello de que salimos a ganar y no queremos hablar de pactos. Los votantes tenemos derecho a saber que harán con nuestro voto y los partidos la obligación de decir clarito lo que van a hacer.

Están tardando los partidos, todos, en decir que harán con nuestro voto. Está claro que no habrá mayorías y queremos saber con quién van a pactar. Es más, me atrevería a pedir a todos que si antes de las elecciones, mejor hoy que dentro de tres semanas, no han dicho que pactos aceptarían y cuáles no, estos partidos no merecen nuestro voto.

Es claro, para seguir con el PP no hace falta votar a otra fuerza que no sea el PP. Si quiero cambio no es de recibo votar a otros y que al final sigan los mismos. Ese tipo de cosas es lo que el ciudadano de a pie no entiende, votar diferente para seguir igual.

Lo bueno de esto es que las municipales llegan ya y a las nacionales les faltan meses. El que se ‘retrate’ ahora tendrá su castigo después. Y una cosa más, no somos gilipollas, sabemos que significa una abstención en un momento dado o una ausencia en el pleno. Ya está bien de reírse de la gente. Aquellas ‘burras’ de que dejamos gobernar a la fuerza más votada y cosas por el estilo ya no las compramos.

Señores y señoras de aquellos que quieren o serán partidos bisagra, ¿a quién van a apoyar?  Y esto no es solamente de Albacete, es exportable a toda España.

Página 10 de 17