Viernes, 17 Febrero 2017 18:13

Los cazadores estamos hartos

El pasado día 4 de febrero, coincidiendo con el último domingo hábil de la temporada de caza, promovidas por diversas asociaciones denominadas animalistas y alguna formación política, se convocaron en varias capitales de provincia manifestaciones en contra de la caza. Dicha convocatoria promovida desde la ignorancia, el odio y el sectarismo fue un rotundo fracaso prácticamente en todas las ciudades donde se convocó.

No es preciso recordar, que en estos últimos meses los ataques contra los cazadores en las redes sociales por parte de éstos colectivos han sido particularmente activos, se nos acusa de asesinos, se nos relaciona con la violencia de género, de maltrato animal, se fomenta el delito en forma de denuncias falsas así como la alteración y robo de señalizaciones de cotos, etc…, Hace falta ser miserable y maligno para promover este tipo de acciones y acusaciones. …..

Desde estos grupúsculos, se intenta confundir a la ciudadanía con cifras de maltrato o abandono de perros fundamentalmente, que no se ajustan a ningún documento o estudio oficial, sino simplemente son datos interesados y que podrían ocultar otros intereses espurios, donde amparándose en lo que podría ser un acto noble de protección animal, puede ocultarse otra actividad  según nos denuncia la  revista Jara y Sedal de febrero de 2017, en la que desmonta datos y pone al descubierto algunas actuaciones poco claras de éstas Asociaciones denominadas de protección a los animales. Probablemente quienes se denominan animalistas y dedican todo su esfuerzo a lo que ellos entienden que es su salvación tengan a sus familiares internados en Centros geriátricos, para que les atiendan otros. ¡Cuánto esfuerzo derrochado!.

Lo más triste de todo esto, es que los cazadores, por el mero hecho de serlo, somos el blanco de toda la ira que genera la ignorancia y todo el odio acumulado por estos individuos, en su gran mayoría muy jóvenes y por lo tanto fáciles de manipular, sobre todo en las redes sociales. Tal y como dije en la entrevista aludida anteriormente, no se puede estigmatizar a todo un sector ni a todo un colectivo, por la actuación de un individuo aislado. Reconozco que puede haber situaciones de maltrato, que lo hay  y que lo seguirá habiendo, de la misma manera, que ha habido políticos corruptos, con seguridad los sigue habiendo y los habrá, como también ha habido malos profesionales en cualquier ámbito público o privado. Pero no por la actuación aislada de un individuo, debemos estigmatizar o criminalizar a todo un colectivo. El hacer el bien o el mal, es inherente a la condición humana y cada cual lo aplica según su personalidad y modo de pensar y actuar. Para eso se hicieron las Leyes, para armonizar la convivencia y deben aplicarse en cada caso.

No es menos triste, que nuestro colectivo, el de los cazadores, ante todas estas irracionalidades e insultos que recibimos y que se vierten cobardemente en las redes, no hayamos sentido el más mínimo apoyo por parte de ningún partido político, ni PP, ni PSOE, se han manifestado, por supuesto nada esperamos de Podemos ( recordemos que al menos en Albacete, era uno de los promotores de la manifestación), aún cuando los partidos son conscientes del granero de votos que suponemos y que la caza en sí misma es una actividad  que en nuestra región genera riqueza y es un elemento fundamental en la gestión de nuestros espacios naturales y fundamental para el mantenimiento de determinadas especies hoy menos amenazadas que antaño.

Podría darse el caso, más que probable, que los cazadores, estemos facilitando a los que nos odian, nuestras fincas y acotados para que muchos de estos grupos o individuos aislados se entretengan en elaborar estudios, que probablemente están financiados por el dinero que los cazadores generamos y luego sean utilizados para atacarnos e ir en nuestra contra.

Ante todo esto, los cazadores nos estamos limitando a cumplir con las normativas que nos afectan, que no son pocas y a intentar responder a los ataques, de momento con comunicados y acciones legales, acertadamente dirigidas. No obstante, creo que se espera algo más. El pasado martes en el transcurso de una entrevista que desde determinada cadena de radio, se me hacía. Una de las preguntas era, si los cazadores estaban dispuestos a manifestarse. Mi respuesta fue, que era una opción que posiblemente empezara a barajarse y textualmente dije: “cuando los cazadores salgamos a la calle, habrá consecuencias y se moverán sillones”.

En el año 2008, los cazadores fuimos convocados a manifestarnos, los cazadores, adscritos a la Federación de Castilla la Mancha, tuvimos un papel notable en Madrid, contribuyendo con nuestra presencia fuimos capaces de hacer caer a una Ministra y a una Ley. Dicho esto, he de reconocer, que los cazadores no deberíamos manifestarnos por el hecho de serlo, puesto que practicamos una actividad legal y reglada, que como decía anteriormente crea riqueza y mantiene los espacios naturales y por ello a diversas especies hoy protegidas. La Federación de Caza de Castilla la Mancha, está integrada por alrededor de quinientas Sociedades de Cazadores, con un total de 13.600 cazadores federados y sus familias,  que mantienen una caza social y fomentan el arraigo de nuestros pueblos..

Porque reitero, estamos ya,  hartos, muy hartos, triste y dolorosamente hartos.

14 de febrero de 2017

Juan de Dios García Martínez

Delegado Provincial de Albacete

Martes, 14 Febrero 2017 10:16

Nueva estrategia energética

Artículo de la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, con motivo del Día de la Energía, 14 de febrero
El 14 de febrero celebramos el Día Mundial de la Energía. Una fecha idónea para reflexionar juntos sobre un bien imprescindible para nuestro progreso y bienestar, y un factor estratégico para el crecimiento económico y la competitividad de nuestras empresas.
Si la energía es un bien estratégico, debe ser también uno de los ejes principales de la política económica de cualquier gobierno, y por supuesto lo es para el Gobierno de Emiliano García-Page. Por este motivo es imprescindible contar con una hoja de ruta en la que marquemos cuáles son nuestros objetivos en materia de política energética y cuál es el camino que elegimos para conseguirlos.
En este sentido, hasta el año 2012, nuestra región contó con la Estrategia Marco para el Desarrollo Energético, basada en el desarrollo de las energías renovables y la eficiencia energética. Su desarrollo convirtió a Castilla-La Mancha en referente nacional en el ámbito de las energías limpias tanto en producción como en desarrollo industrial e innovación.
Lamentablemente, las decisiones tomadas tanto por el Gobierno de España como por el anterior Ejecutivo regional generaron un marco inestable y un frenazo a ese desarrollo, lo que causó desaparición de empresas y pérdida de empleo en el sector. Un claro ejemplo de este abandono es la falta de una estrategia de política energética regional una vez finalizada la vigencia de la Estrategia Marco en 2012.
Hemos estado demasiado tiempo sin definir cuál es el modelo energético que queremos para Castilla-La Mancha en los próximos años. Por este motivo, este modelo forma parte de los ejes estratégicos del Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha, que firmamos el pasado mes de septiembre con sindicatos y patronal, y en el que participaron todos los agentes involucrados en el diseño de nuestro modelo energético.
Un modelo que plasmaremos en la puesta en marcha de la nueva Estrategia Energética de Castilla-La Mancha Horizonte 2030, en la que ya estamos trabajando, y que será aprobada en 2018. Una estrategia que volverá a apostar claramente por las energías renovables, por la competitividad de nuestras empresas, por la recuperación del sector y por el cumplimiento de los objetivos a los que se comprometió España en la Cumbre del Clima de París 2015.
Unos objetivos ambiciosos que supondrán un importante avance a la vez que una transformación de nuestro sector, evolucionando hacia un modelo de generación energética libre de emisiones.
En este sentido, ya estamos trabajando en la puesta en marcha de diferentes medidas de apoyo a las energías limpias, apostando también por el autoconsumo y la eficiencia energética. Hemos concedido más de dos millones y medio en ayudas a la eficiencia energética y el autoconsumo, que cuentan ya con 611 beneficiarios entre empresas, entidades locales y familias. Por otra parte, 1881 familias se han beneficiado de las ayudas dirigidas a la mejora de la eficiencia energética en los hogares, a lo que hay que añadir las medidas puestas en marcha para combatir la pobreza energética.
En lo que se refiere al desarrollo de la producción de energía procedente de fuentes renovables en Castilla-La Mancha, el pasado octubre iniciamos la tramitación de la aprobación de una nueva normativa que hace de nuestra región un territorio más atractivo para su instalación, a la vez que reduce los trámites administrativos para el desarrollo de esta actividad. 
Avanzar hacia un modelo energético sostenible, competitivo y generador de riqueza, teniendo en cuenta que somos una región que exporta su excedente energético, será clave para nuestra recuperación económica y por ende para la creación de empleo y la mejora de nuestros estándares de bienestar, que son los objetivos últimos de nuestra política económica y por tanto, de la Estrategia Energética de Castilla-La Mancha horizonte 2030.
 
Patricia Franco Jiménez
Consejera de Economía, Empresas y Empleo
 
Miércoles, 08 Febrero 2017 06:28

El trompazo

Nos encontramos, una vez más, y van ya unas cuantas, quizás  demasiadas, con que la UE se ha puesto a llorar, a tiritar, a tremolar, que dirían los catalanes, desconcertada, como no podía ser de otra manera, ante la falta de fuerza, de espíritu, de empuje, de criterio y, también, de principios, de que un día sí y otro también, hace gala este desmadejado grupo que pretende constituirse en los Estados Unidos de Europa para intentar mojarle la oreja al amigo americano.

La enésima reunión, esta vez en Malta (La Veleta), para una vez más, volver a salir desmoralizados o con la moral por los suelos, limitándose, como siempre, a hacerse la foto y todo lo que ello conlleva (la comilona, el banquetazo, a cuerpo de reyes, y eso sí, a costa de los ciudadanos de a pie, que ya empezamos a estar hasta el gorro de este equipo de perdedores y de lastimeros, pero que se ponen como el quico y hasta el culo de Don Periñón y otros productos súper gourmets).

Y es que el desconcierto, como en todos los ámbitos, es la regla general que preside este engendro que se quiere construir, esa especie de Frankestein todopoderoso de que se han imbuido los cerebros de quienes se han erigido en directores de este lamentable y desafinado concierto, en esa masa de países, que han perdido su soberanía por un plato de lentejas y que han vendido su alma al diablo a fuerza  de comulgar, a pies juntillas, con ruedas de molino, olvidando, torticeramente, el pasado, como si la historia pudiera reescribirse a gusto del consumidor. Y es que, es indudable que el hombre es el animal que tropieza dos veces (y más de dos) en la misma piedra, y la historia se repite, a pesar de que en muchas ocasiones cerremos los ojos a la realidad y silbemos, mirando para otro lado, haciéndonos los suecos. Y ahí tenemos a Alemania, país inoculado en su gen del ansia de expandirse y de dominar Europa y lo que se le ponga por delante, y como si no hubiéramos tenido ya bastante con las dos Guerras Mundiales, la Primera y la Segunda, cuyo origen estuvo en ese ánimo de los alemanes, ahora, en realidad, hace ya tiempo, estamos en la Tercera Guerra Mundial, a la que, nuevamente, nos conduce Alemania, que esta vez por la vía indirecta de construir esos irreales Estados Unidos de Europa, ha embarcado y embaucado en la misión de la UE a un buen puñado de países prolijos a escuchar cantos de sirena, y comiéndoles el coco con el citado proyecto, bucólico y casi celestial,  paraíso terrenal, ha conseguido que la soberanía de quienes lamen la mano de su amo, haya sido aherrojada, en beneficio de una Alemania que, como se ha comprobado y puede seguirse comprobando, se ha erigido en la voz cantante del bodrio, y que domina a todos los que llama “aliados”, a los que tiene cabeza abajo, pues, a la vista está, quién toma decisiones y quién dirige el cotarro, sin que ninguno de los también llamados “socios” se atreva a replicar ni toserle a la Canciller Alemana, Frau Angela Merkel, y que mañana o pasado mañana será otra u otro, pero alemán también, quien cogerá el testigo para seguir imponiendo su criterio a la de “ordeno y mando” y los demás, como gallinas cluecas, a pasar por el aro y aguantar lo que les venga encima, pues ya han dejado en manos ajenas su soberanía y se han convertido en meros comparsas del único país que consiguió mantener su moneda, el marco alemán, sólo que cambiándole de nombre por el de “euro”, para engatusar a los desavisados que entraron al trapo como un toro bravo sin saber lo que les venia encima. Si no, no se entiende el porqué de la conversión y cambio de marco alemán con el euro, a pelo.

Ahora, tras el Brexit, que fue el primer golpe al mentón de la Unión, que la tiene grogui desde entonces y sumida en un laberinto del que no sabe como salir, casi el definitivo para acabar de dejarla KO ha sido la irrupción de Donald Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca, que ha puesto nerviosos a este tajo de mandamases inanes y sin criterio, con los Decretos que el primer mandatario americano (cumpliendo a rajatabla sus promesas electorales) ha empezado a firmar y sus mensajes a través de Twiter, acostumbrados durante ocho años a la política de un tal Barack Obama, fundada en el buenismo y el laissez faire, laissez passer, que tan bien le ha ido a la UE. Mas el terremoto Trump ha pillado por sorpresa a quienes, reunión tras reunión, siguen durmiendo el sueño de los justos, con un único punto en el orden del día, cual es el de fijar la fecha para la próxima.

Y así, tras la primera salida de pata y exabrupto del Presidente Permanente del Consejo Europeo, Donald (¡qué cosas tiene el azar!) Tusk, que propuso poco menos que una declaración de guerra a Norteamérica, ha venido la calma, el encogimiento, en la reunión de Malta, y el envainársela, conscientes de que el monstruo europeo es eso sólo, un monstruo, sin vida o, si se quiere, con movilidad reducida y respiración artificial, y se ha echado el freno, aunque, por ello, ya han empezado los primeros lloros y el ponerse la venda antes de la herida. Y así, el primer ministro belga, Charles Michel, puso de manifiesto que “no quiero una Europa en la que los ciudadanos sean los juguetes de Trump, Putin y Xi-Ping”, viendo venir las orejas al lobo, y al que habría que preguntarle qué son para los mandamases europeos esos “ciudadanos” que tanto les preocupan, sumidos en la miseria, la pobreza, el hambre, la ruina y la desesperación por mor de las nefastas políticas de recortes, ajustes y abusos, que en los últimos años de existencia han venido prodigando los “sabios Europeos”, más preocupados, eso sí, por el bienestar y el aumento de la riqueza de los ricos y los poderosos, que de la suerte del conjunto de los ciudadanos a los que dicen amar con tanta pasión.

Y como todos tienen que justificar el porqué están ahí, el Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, no tuvo otra ocurrencia, para quitarle hierro a la situación, que manifestar que “hay margen para explicaciones porque tengo la impresión de que la nueva Administración no conoce la UE y en Europa los detalles importan”. Ejemplo de seguir en el limbo y en la inanidad, fuera de la realidad y de vivir en el País de Alicia, el de las Maravillas, porque si de verdad supiera esa nueva Administración Americana cómo funciona la UE, habría que echar a correr y escondernos bajo tierra.

Por cierto, que el Presidente de La France, Francois Hollande (el de el peluquero de día y de noche a 18.000 euros al mes), quiso hacer de los tres mosqueteros a la vez, y armándose de valor, definió como inaceptable la presión a la que está sometiendo Trump al bloque comunitario y abogaba porque el nuevo Presidente no se inmiscuya en el futuro de Europa. ¡Ahí es ná! Qué flaca memoria tiene quien no sabe gobernar en su propio país, olvidando que el amigo americano ha sido quien a lo largo de la historia ha venido sacando las castañas del fuego a los europeos.

Y puestos a ponerse gallitos, anuncian un núcleo duro (España, Alemania y Francia) o una Europa de primera velocidad, abandonando a los demás a su suerte, principalmente a los países del Este, para que se vayan integrando tan pronto aprendan a leer y a escribir. Bonito futuro espera a la Unión, la cual, en realidad, puede decirse que ha empezado el camino de su desmantelamiento y que, por tanto, nos encontramos en el principio del fin de ese sueño, que no perseguía otra cosa que la supremacía alemana sobre el resto de Europa. Y ello se verá pronto, con el avance o incluso el triunfo, de los denostados partidos de Marine Le Pen, y sus homólogos alemanes, holandeses, austríacos y los que vengan detrás.

Se ha abierto un boquete en el centro de flotación de ese pretendido buque o navío inhundible de la Unión, que parece imposible sea taponado y que acabará con él en el fondo del océano, tal como le ocurriera al Titanic. Eso se llama trompazo, o más bien, “Trumpazo”, no en balde el símbolo identificativo de los republicanos norteamericanos es el “elefante”, del que buena muestra está dando el nuevo Presidente de EEUU.

Por cierto, que nuestro Presidente del Gobierno, en las fotos que nos han llegado siempre aparece al lado o detrás de la Merkel, pareciendo el típico tonto del pueblo, semejante al tarado de la película de “La hija de Ryan”, que siempre se coloca detrás del entrevistado en cuanto ve una cámara de fotos o de Televisión, porque luego, en la foto de familia, aparece desplazado varias yardas a la derecha (o a la izquierda, según se mire) de la que parte el bacalao en la UE.

Nota informativa:

TROMPAZO: Golpe dado con la trompa o con el trompo. Trompada. Golpe violento que recibe o da una persona o cosa al chocar con algo o caerse. Porrazo.

TROMPADA: Golpe dado con la trompa. Choque de una persona con otra, de frente. Encontronazo. Puñetazo. Trompazo. Embestida de un barco contra otro o contra la costa.

 (Del Diccionario de Uso del Español, de María Moliner).

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

8 de febrero de 2017

 

 

Sábado, 04 Febrero 2017 10:57

El aeropuerto de Albacete

Recuerdo cuando el Albacete Balompié subió a primera división allá por el año 1991, y realizó varios viajes en vuelo charter partiendo desde la Base Aérea de Los Llanos. La foto de las pantallas electrónicas de los aeropuertos de destino donde aparecía el nombre de Albacete como ciudad de procedencia del vuelo se publicaba en los periódicos locales y nos llenaba de orgullo.

Al mismo tiempo equipos como el Barcelona aterrizaban en nuestra ciudad en las pistas de nuestra Base Aérea, con el mítico Johan Cruyff a la cabeza. Empezaba a gestarse lo que años después fue una realidad. Pero es una autentica pena que en Albacete contemos con esa instalación y que a día de hoy no exista oferta de vuelos comerciales.

Solo unos pocos vuelos privados aterrizan  y despegan , arrojando cifras tan ridículas de operaciones y usuarios, que da vergüenza hasta conocer las cifras. En el 2016 se tocó fondo con 408  operaciones (aterrizajes y/o despegues) y  tan solo 1.277 pasajeros en todo el año.

La verdad, desconozco que interés puede tener AENA en mantener esta instalación porque a tenor de las cifras tiene que ser totalmente deficitario. Tampoco se como funciona esto, y si nos cuesta dinero a los Albaceteños. Ese es otro tema.

Al menos es una instalación humilde y su construcción no costó cifras tan escandalosas como por ejemplo los aeropuertos de Ciudad Real o Castellón, proyectados y construidos en la época del despilfarro de administraciones con dinero público en unos casos o de grandes empresarios con dinero de la extinta CCM en el otro.

En los últimos años en Albacete se han promovido reuniones con el objeto de aportar ideas, buscando líneas de actuación que puedan revitalizar su uso, y donde participan diversos estamentos, administraciones y organizaciones empresariales, con escaso éxito hasta la fecha a tenor de los resultados.

Lo que es claro es que el Aeropuerto de Albacete debería expandir su “área de influencia” y convertirse en el aeropuerto de Albacete y otras provincias limítrofes, que puedan aportar tráfico de pasajeros interesados en la oferta de vuelos. Claro que esto es el pez que se muerde la cola.

Para eso primero habría que incentivar a las compañías a ofertar vuelos desde Albacete y lo que es fundamental publicitarlo tanto en nuestra provincia como en provincias limítrofes. Será por deformación profesional (soy publicista) y creo que esta es una de las claves de su revitalización, una buena comunicación.

Cuando tuvimos la suerte de disponer de un puente aéreo con Barcelona, 3 días por semana, no se publicitó de forma correcta. Empresarios de Cuenca, Ciudad Real, Jaén, Almería, Murcia, etc seguro que habrían hecho uso de este “puente aéreo” con Barcelona, si hubieran tenido conocimiento.

Y esto se puede hacer de muchas maneras, no solo a través de medios de comunicación sino también a través de las Cámaras de Comercio, organizaciones empresariales, Agencias de Viajes, etc. 

Tiene que haber más vías de solución para revitalizar nuestro Aeropuerto, pero una buena comunicación es una de ellas. Eso seguro. Ojalá se consiga algún día.

Jesús Alarcón Soler 

Artículo del presidente Emiliano García-Page con motivo del Día Mundial del Cáncer

El Día Mundial contra el Cáncer nos invita, nos obliga, nos mueve a hacer un pequeño alto en el camino diario para pensar en lo que significa el cáncer y en lo que realmente hacemos para combatirlo como enfermedad. En lo que hacemos como sociedad, pero también como personas. Creo que en esta batalla de la humanidad contra la que es considerada en estos momentos como “una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo” además de fijarnos en lo que la sociedad hace para combatirlo resulta fundamental que nos preguntemos, adaptando el mensaje de John F. Kennedy, qué es lo que podemos hacer cada uno de nosotros, que es mucho.

Creo que la sociedad, a nivel general, avanza en aspectos fundamentales como la investigación o el tratamiento de la enfermedad, así como en los cuidados a los enfermos. Pero es evidente que queda mucho camino por recorrer: más investigación, nuevos métodos de diagnóstico precoz, campañas de imagen que ponen el acento en la prevención y en las personas que lo padecen… puede que uno de los avances más significativos sea el dejar de poner el foco en la enfermedad para centrarlo en el enfermo. De nada nos vale combatir el cáncer si no nos preocupamos de sus efectos más allá del aspecto clínico, porque el cáncer, más allá del daño físico, puede producir efectos devastadores en la moral, en el ánimo, en la calidad de vida del enfermo y de su entorno que pueden ser paliados, como el dolor mismo.

En Castilla-La Mancha trabajamos para mejorar la atención y el acompañamiento a las personas afectadas. Es una decisión programática y por tanto de obligado cumplimiento, que nos lleva a poner el acento en la persona y establecer en el sistema sanitario circuitos de alta prioridad para los pacientes con cáncer, que partiendo del conocimiento integrado de los procesos que implican a los diferentes servicios médicos de cada área de salud nos permita diseñar una atención más directa, personal e individualizada. Estamos poniendo el acento, mediante los comités de expertos, en la humanización del tratamiento que reciben los pacientes en los servicios de urgencias, y a la hora de los cuidados paliativos. Invertimos en la mejora de medios, espacios y equipos humanos de Oncología y Hemato-oncología, y además de mejorar los sistemas de prevención y tratamiento en los casos de cáncer infantil, queremos establecer mecanismos de seguimiento específico para que los pequeños y las pequeñas que superen la enfermedad puedan aumentar sus calidad de vida y disminuir las complicaciones derivadas de los tratamientos.

Trabajamos mano a mano con las entidades sociales para conocer cuáles son las cosas que angustian a las personas afectadas y a sus familias, con la sincera intención de mejorar en aquello que esté en nuestra mano. Y por supuesto, apostamos por la prevención, incrementado la acción de revisión y cribado del cáncer de mama y de colon, extendiendo además la prevención al cáncer de cérvix y de próstata.

Pero todo lo que hagan las administraciones y las autoridades médicas no es comparable con el poder de la adopción individual de medidas preventivas que puedan evitar o retrasar la aparición de un cáncer o, en caso de confirmación, mejorar la calidad y duración de vida del enfermo. Tenemos la suficiente información como para saber que muchos de nuestros hábitos de vida favorecen la aparición o el desarrollo del cáncer: el tabaco, el abuso del alcohol, las dietas desequilibradas, la vida sedentaria… mejorar nuestros hábitos alimentarios, nuestra actividad física, los elementos que sobran o faltan en nuestra dieta semanal está al alcance de todos. Y no es un lugar común. Según la OMS, “aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer son debidas a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol”.

Somos los primeros responsables a la hora de mirar por nuestra salud, y solo de esta manera aportaremos una ayuda inestimable a la sociedad en la batalla contra el cáncer. Sin olvidar que la pobreza es también un factor que favorece la extensión del cáncer. No podemos aconsejar dietas variadas y vida sana y desentendernos de las familias que no pueden dotar a sus hijos de una alimentación sana y variada, o mirar hacia otro lado si la energía se convierte en prohibitiva.

De todo esto hablamos también cuando hablamos de deslizar el foco de la enfermedad al enfermo, y de entender que hay enfermos  reales y enfermos potenciales. Dejar de trabajar en estos últimos no ayuda a la hora de mejorar la atención y el cuidado de los primeros.

Pongamos manos a la obra. Empecemos, por ejemplo, por no encender el próximo cigarro…

Emiliano García-Page

Presidente de Castilla-La Mancha

Viernes, 03 Febrero 2017 11:16

El ejercicio libre del trabajo social

Estamos acostumbrados como sociedad que cuando tenemos un problema social, vamos y solicitamos cita y entrevista con el profesional del trabajo social de nuestra zona, ya sea un pras o una uts. Cita que viene cubierta con nuestro sistema de protección social. Esto sería la  puerta de entrada en el sistema de protección social que el estado nos ofrece, y sería el acceso a la ayuda profesionalizada.
Mi nombre es Gabriel A. Cano, y en mi caso decidí que mi trayectoria profesional no iría ligada a este sistema de protección social, (el cual defiendo y creo que es necesario una mayor potencialización desde lo público), sino que quería explorar otros campos del trabajo social, quería hacer un trabajo social que encajara con mi forma de ver el mundo, y mi forma de ver las relaciones laborales, yo quería ser mi propio jefe.
Es aquí donde aparece una situación relacional laboral muy poco explorada en nuestro país, y que cada día son más los compañeros y compañeras del trabajo social los que dan el paso; y es la creación de un gabinete de trabajo social privado, es el ejercicio libre del trabajo social. Y al igual que en otras profesionales, donde se complementan un sistema público y otro privado, como puede ser el sanitario, en el caso del sistema social no está muy explotado.
Desde un gabinete de trabajo social podemos acompañar a las personas o las familias en sus problemas de índole social, a encauzarlos y trabajarlos. Con ello trabajamos con familias con problemas de definición de roles, con problemas con los hijos/as tanto a nivel infantil, así como problemas de conducta con los adolescentes. Siempre muy relacionados con la familia y a nivel individual.
En mi caso me he estado especializando en el trabajo con familias con hijos/as con problemas de conducta, o lo que conocemos como hermano mayor, desde diferentes posiciones como son la detección, prevención y atención social familiar. Mediante un programa de atención social grupal.
Otros servicios que puedes encontrar en un gabinete de trabajo social son mediación familiar, orientación familiar, informes sociales y periciales, trabajo social terapéutico, acompañamiento social en duelos, orientación a los estudios, con pautas y atenciones, acompañamiento en procesos de toma de decisiones, búsqueda de servicios, creación de expedientes sociales para acceso a ayudas y servicios diversos, etc.
Siempre desde la discreción más absoluta, con horarios de mañana y tarde, así como una atención personalizada y centrada en la persona con la que estamos trabajando.
 
Gabriel Ángel Cano, trabajador social colegiado 13-807 que trabaja en el ejercicio libre del trabajo social. Especialista en Grupos de Ayuda Mutua, en Familia y en Envejecimiento Activo. Durante años trabajando en Exclusión Social con personas sin hogar, personas reclusas y personas con problemas de drogodependencias.
 
Miércoles, 01 Febrero 2017 07:16

Doble vara de medir

Nunca a lo largo de la historia, y mira que ya han pasado veinte siglos y poco más, se ha dado un ejemplo tan claro, palmario y explícito, que avale el significado de esta expresión, dicho o frase: “Doble vara de medir”. Lo tenemos recentísimo y lo seguiremos teniendo presente, mientras los mediocres, los falsos árbitros de la elegancia, los arbitrarios expedidores de carnets democráticos, sigan al frente de los medios de comunicación sumisos a los cantos de sirena y a los dictados del poder, en las dos personas de dos Presidentes de los United States of America, uno que lo fue (ocho años) y otro que empieza a serlo, o sean, Barack Obama y Donald Trump, respectivamente. Pues mientras respecto del primero, que era un total desconocido en el mundo europeo, todo fueron parabienes, alabanzas, felicitaciones, elogios, glorificaciones, aleluyas, adulaciones y aclamaciones desde el minuto uno de su mandato, quizás porque fuera negro (discriminación positiva), que ya sabemos que hoy en día nadie quiere salirse de las normas, en muchas ocasiones, espurias, absurdas, inanes, irracionales, necias e incoherentes, de lo que se conoce como lo “políticamente correcto”, y cualquier crítica a lo que hiciera e, incluso, a lo que no hiciera, no debiendo hacerlo en el primer caso y debiendo hacerlo en el segundo, si no con fuegos de artificio, como mucho se acogía con un discreto silencio y haciendo mutis por el foro, porque lo contrario, ya digo, hubiera dado lugar a una tormenta de mucho cuidado y cualquier crítica se hubiera alineado y justificado, espuria y torticeramente, como un ataque de racismo, de xenofobia y sólo Dios sabe cuántos más adjetivos y epítetos hubieran sido aplicables, lo que hubiera dejado tocado y hundido al plumilla que se “oviese” atrevido a tanto. Sin embargo y por el contrario, respecto al segundo, respecto a Donald, incluso antes de tomar posesión de su cargo y una vez tomada, la lluvia de críticas, descalificaciones, insultos, afrentas, cuando no ya de injurias y calumnias, poniéndolo a caer de un burro, al tacharle de mujeriego, racista, homófono, xenófobo, machista, etc, etc. no parece que tenga fin.

Recordemos que, en este trato desigual y con esas dos diferentes varas de medir, que el tal Barack, antes de decir ni mú y antes de demostrar, por tanto, cualquier cualidad para hacerse acreedor a tal distinción, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz (por cierto, que su promesa estrella de cerrar Guantánamo la ha dejado en herencia a su sucesor), lo que unido al Premio Nobel de Literatura concedido este pasado año a Bob Dylan, dicen mucho respecto de la caída de los valores y principios de la civilización cristiana de Occidente, que hizo a Europa grande, adoptándose el camino de la inanidad, de la insensatez y de la, también cabe, imbecilidad e idiocia, que empiezan a oxidar los componentes del motor de la verdadera y auténtica Europa que se quiere conformar en la actualidad.

Y es que, el susto en el cuerpo aún no ha desaparecido de todos aquellos que, en campaña, se reían de lo que llamaban las bravatas de Donald Trump, convencidos de una aplastante victoria de la dama que representaba la oficialidad, el más de lo mismo, el establishment, que tan buenos rendimientos ha venido reportando a la clase poderosa y a los ricos del mundo, enrolados en eso que vienen llamando los “Mercados”, el nuevo Becerro de Oro, al que, sin vergüenza ni recato, han venido y siguen prestando pleitesía, en un vender su alma al diablo, y mientras aquéllos amasaban más fortuna y poder, se ha venido masacrando a la clase pobre, a la clase baja, y se ha dinamitado a la clase media, sobre la que se han sustentado los cimientos que han mantenido en pie a los Estados, constituyendo una casta política burocrática que ha venido y viene campando por sus respetos y que tiene como mejor arma a su alcance y capricho los boletines oficiales de los Estados para seguir manteniéndose a salvo y seguir machacando y masacrando al pueblo en general, ya sumido en un nivel de pobreza, miseria, ruina y hambre, como, quizás, nunca se había dado desde la Prehistoria y la Edad Media, masa humana a la que se ha abandonado a su suerte y a la que se ha hipnotizado, echándole unas cuantas migajas de la mesa del ágape del Rico Epulón, haciéndole creer que vive en el mejor de los mundos y en un Estado de Bienestar que sólo existe en la mente de quienes quieren seguir con este Teatro del Mundo que si no fuera verdad, podría hacernos incurrir en risas, pero éstas quedan ahogadas con las lágrimas que se desparraman mejillas abajo por todos quienes estamos atrapados en esta cárcel en que se halla inmersa la casi totalidad de la humanidad. Y así, no es de extrañar, que en esta vorágine, cada día nos desayunemos con un nuevo sapo, tales como el anuncio, sin rubor y sin sonrojo, de la Ministra de Desempleo, Fátima Báñez, que anuncia haber dispensado una lluvia millonaria (a la manera de un Maná) sobre las cabezas de los jubilados, o el abuso de las distribuidoras y comercializadoras de la electricidad aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, en esta última ola polar de frío que ha atenazado a la Península Ibérica, excusa hecha recaer sobre los elementos (agua y viento) para aprovechar y darle al recibo de la luz una vuelta de tuerca de una subida de  escalofrío, nunca mejor dicho, o que, arrimando el ascua a su sardina, salga a la palestra la propuesta de la Aseguradora “MAPFRE” de apostar por planes de pensiones “cuasiobligatorios” para abordar el futuro de los pensionistas, que por lo que se ve, se van a quedar a la Luna de Valencia, o más claro aún, a dos velas o a media luz.

Y esa doble vara de medir se ha extendido a todo el séquito de los dos últimos mandamases norteamericanos, especialmente, a sus respectivas esposas, pues mientras todo es esplendor, belleza, elegancia, saber estar e inteligencia que en todos los casos, hiciera sol o sombra, se dispensaban respecto a Michelle, todo lo contrario se hace constar respecto de Melanie, a la que se ha puesto a caer de un burro, sin razón ni fundamento alguno, sino porque sí.

En todo este aquelarre, se han destacado especialmente y con una mayor agresividad, los medios de comunicación españoles, que en vez de estar a lo suyo, que es ver y vigilar lo que pasa en España y con este Gobierno del PP, se ha dedicado a denostar e insultar al nuevo mandatario que asienta sus posaderas en el Despacho Oval de la Casa Blanca, metiéndose en camisa de once varas y donde no les llaman dueñas. Comprensible solamente porque el varapalo, el disgusto, por la derrota de Hilllary Clinton, no han sabido digerirlo. Dejando a salvo alguna excepción que honra al periodismo patrio en particular, pongamos por caso a Juan-Manuel de Prada o Fernando Sanchez-Dragó.

En cualquier caso, ahí está la visita a Washington de la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, que ha confraternizado con el magnate americano, el cual no ha hecho otra cosa que dar un ejemplo de lo que debe hacer un mandatario cuando es elegido por los ciudadanos en base a un programa electoral, que no es otra cosa que cumplir a rajatabla lo prometido, no como pasa aquí, en España, que el primer día se incumple dicho programa (subir, en vez de lo prometido bajar impuestos) y ahí siguen los jerifaltes subidos al machito y como si la cosa no fuera con ellos. Desde luego, podrán decir de Donald lo que quieran, sea o no inventado, pero que no es hombre de palabra, por ahí no podrán jamás atacarlo.

En fin, un contubernio EEUU-Reino Unido, y a expensas de lo que resulte de las elecciones en este año en Francia, Alemania, Holanda, Austria e Italia. Y en espera de que hablen Vladimir Putin, Japón y Netanyahu, es para decir “Europa, tiembla”.

Por cierto, que tras los últimos decretos firmados por el actual Presidente, en cumplimiento de las promesas electorales que le han encumbrado a la más alta magistratura de los Estados Unidos de América, ya ha bostezado el desahuciado anterior inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, que se cree imprescindible en un mundo revuelto al que él mismo ha contribuido con avaricia, pues no es moco de pavo que este señorito durante sus ocho años de mandato haya sido el Presidente que más deportados tenga en su haber (2.571.860), lo que le ha llevado a ser conocido como el “Gran Jefe Deportador”, cuando engatusó a los ciudadanos bajo la capa de la gran esperanza de los “sin papeles”. Y sin dejar tampoco de lado que el muro con México ya esta levantado en gran medida por el también ex-Presidente Bill Clinton, esposo de esa otra esperanza, Hillary Clinton, que le disputó las elecciones a Donald Trump.

Y, finalmente, advertir al actual Presidente Donald Trump que le espera soportar dos tormentas perfectas, una en la gala de los premios Goya en España, y otra en la gala de los Oscar en el propio Estados Unidos, pues se desgañitarán para dejarse oír toda esa cohorte integrada por los fulleros de la ceja, de la receja y de la contraceja, acostumbrados a esperar con la boca abierta hacia el cielo, como los pollos con plumón en el nido, el maná de la subvención.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

  1 de febrero de 2.017

Artículo del presidente Emiliano García-Page con motivo del 40 aniversario del asesinato de los abogados de Atocha hoy, 24 de enero

Se cumplen cuarenta años de un crimen que marcó sin lugar a dudas la Historia de España, y que lejos de aterrorizar a una Izquierda española que se preparaba para la construcción democrática de un país que vivía todavía a la sombra de la dictadura, afirmó a la inmensa mayoría de los españoles en su deseo de romper el esquema de dos España antagónicas dispuestas a tomar las armas una vez más y prolongar así la peor herencia de cuarenta años de dictadura franquista: el odio fratricida.

La sangre derramada de los abogados de Atocha cayó sobre las conciencias como un grito de libertad, democracia y paz. En una España asustada, sobrecogida por el reto inmenso de aprender a convivir, donde todavía ser comunista era un delito perseguible y perseguido, el cruel asesinato a sangre fría de unos abogados laboralistas que defendían los derechos de los trabajadores, en el ambiente de una huelga del transporte, puso a la derecha española de entonces ante el espejo, y la inmensa mayoría bajó los brazos y abrió el corazón hacia los españoles del otro lado de la historia, para fundirse en un abrazo de democracia y paz que, a la postre, significó la derrota del odio, la caducidad del terror, y la apertura de voces, almas y ventanas a la libertad y la paz.

No resultó fácil, ni acabó tras el funeral multitudinario, la siembra de cadáveres ni la llamada al odio y la batalla desde las trincheras del rencor. Pero sobre las tumbas de aquellos abogados laboralistas, sobre la tumba de nuestro paisano Ángel Rodríguez Leal, la Izquierda española, socialistas y comunistas unidos, se juramentó para aceptar con coraje el reto de construir la paz sobre la base de una Constitución que reflejara los deseos del pueblo y garantizara la participación y el respeto a la voluntad de los ciudadanos.

Aquel acto de valentía política, en aquel frío mes de enero de hace cuarenta años, asumido sobre un mar de rosas y claveles rojos, significó el principio del fin de la caverna. Atocha es desde entonces símbolo de batalla por la paz y la libertad, por la Constitución y por la reconciliación, y siempre hay que tenerlo presente, porque los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla. Quienes vivieron aquellos días en plena madurez saben lo difícil que fue la Transición. Quienes niegan su legitimidad, quienes la desvirtúan trazando una caricatura de la misma olvidan e insultan a muchos españoles valientes que fueron capaces del mayor de todos los esfuerzos: convivir en democracia con quien apenas unos meses antes era, sencillamente, su enemigo atávico y mortal.

Hace cuarenta años, los españoles nos horrorizamos ante un crimen que tenía todos los componentes del terror, toda la crueldad de la cobardía cuando se cree impune, y apostamos por una España autonómica, democrática, constitucionalista que ha triunfado sobre la Historia y sobre el destino violento que muchos auguraban.

Recordar Atocha es guardar memoria de lo que significó dar la vida por unos ideales de justicia, de igualdad, de libertad… y recordar a quienes fueron las víctimas supone reclamar el honor de su memoria para sentirnos ciudadanos libres de pleno derecho y por derecho.

La democracia no fue un regalo. Fue el resultado de mucho coraje, de mucha voluntad, y de un tremendo esfuerzo para librarnos de la carga del odio, del peso del rencor. Recordar esta matanza y a sus víctimas, recordar a Julio Rodríguez Leal y a sus compañeros, no puede herir sensibilidades, sino alentar a las nuevas generaciones en el camino de la paz, del respeto, del amor a España y a los españoles, sobre todo a quienes nos legaron el regalo de la libertad, en el periodo de paz más largo y fecundo de nuestra historia.

Emiliano García-Page

Presidente de Castilla-La Mancha

 

Viernes, 20 Enero 2017 16:05

Mediación en tiempos de cambio

En este Día Internacional de la Mediación, podríamos empezar hablando de ella así: como una forma de prevenir, resolver o transformar los conflictos existentes entre personas, colectivos o comunidades. Incluso entre pueblos o naciones. También podríamos decir que supone una herramienta clave dentro de la intervención social, para mejorar la convivencia y la cohesión de nuestras sociedades. Que puede comprenderse desde diferentes ámbitos y perspectivas, pero que todas ellas intentan llegar a una palabra o momento clave: el acuerdo entre diferentes partes, con intereses contrarios.

Pero es que es invierno y el frío se hace notar no solo en las calles, sino también en los hogares. Ahora que la pobreza se clasifica en tipos y está de moda la llamada “energética”, quizás sería interesante recordar que en muchos de esos hogares, se han producido impagos en los suministros de la luz, que suelen originar problemas con sus compañías eléctricas. Esto ha ocurrido siempre, pero ahora, cada vez son más los procesos de mediación que se llevan a cabo para que ambas partes lleguen a acuerdos que modifiquen la dura realidad de estas familias.

Además, vivimos tiempos convulsos y humanitariamente desastrosos en todo el mundo, mientras discursos que creíamos superados han regresado para hacer más compleja la convivencia en nuestros barrios y ciudades, estableciendo de nuevo fuertes barreras entre “nosotros” y “los otros” que ya creíamos derribadas. Pero como si de un movimiento transgresor se tratara, la mediación comunitaria e intercultural continúa su camino, proponiendo fijar la atención en intereses comunes por encima de las diferencias; creando categorías inclusivas de relación, comunicación, creación colectiva y vecindad; estableciendo puentes que nos permitan identificarnos y sentirnos parte de algo que a todas y todos nos proporcione dignidad y vías de participación en igualdad de condiciones.

Es ahora también cuando estamos comprobando con perplejidad los resultados en nuestra infancia y juventud, de un sistema cruel y competitivo, que lleva a las aulas y fuera de ellas unas relaciones de poder extremas y violentas. Y vemos cómo cada vez más, los programas de mediación escolar se definen como una herramienta muy válida y eficaz para prevenir situaciones de acoso y trabajar para mejorar las relaciones en los centros educativos.

Y es que es cierto que hace frío ahí fuera. Pero siempre es posible hallar ejemplos que nos hablen de cómo, a pesar de los contextos adversos estructurales que nos vienen dados, desde la mediación aún podemos seguir contribuyendo a crear relaciones igualitarias, espacios de reflexión e identificación comunes, empatía y asertividad. Lo llaman utopía, pero cada vez hay más sueños por ahí campando a sus anchas… Alcanzando acuerdos satisfactorios para todas las partes sin tener que llegar a las medidas judiciales. Mejorando relaciones personales, laborales, familiares, escolares, vecinales… Sin embargo ella, la mediación, es humilde, consciente de sus limitaciones y posibilidades.

Felicidades por lo tanto a todas las mediadoras del planeta. A profesionales y a quienes lo ejercen de manera natural, con su carácter conciliador, día a día.

IntermediAcción. Asociación para la Mediación Social e Intercultural. Toledo.

IntermediAcción: Asociación para la Mediación Social e Intercultural de ámbito regional y ubicada en Toledo, que pretende promover la inclusión y la convivencia mediante la intervención comunitaria, la mediación como herramienta de acción social y el arte para la transformación social. http://www.intermediaccion.es/

 

Miércoles, 18 Enero 2017 03:54

Lágrimas de cocodrilo

Sobre este enunciado, el Diccionario de Refranes, Dichos y Proverbios, de Luis Junceda (Espasa Calpe, 2.004), expresa lo siguiente: “Desde muy remotos tiempos, por ignoradas razones, ha dado en atribuirse al cocodrilo la rara habilidad de atraer a sus víctimas mediante la emisión de insinuantes gemidos. Y lo que es más; al decir de algunos autores, el temible saurio, aun después de devorada la presa, afligido porque ésta le hubiese durado tan poco, lloraba amargamente sobre los despojos. Todo esto, naturalmente, no era sino fruto de la fantasía, pero aun así bastó para dar pie al dicho lágrimas de cocodrilo, mediante la cual tildamos de falsas e insinceras las muestras de dolor que ocasionalmente dan algunos. En la primera fila del duelo, cómo no, estaban Rosi y Pili, las sobrinas predilectas, deshechas en lágrimas de cocodrilo”. En definitiva, bien podríamos decir que lágrimas de cocodrilo son las que vierte una persona fingiendo una pena o un dolor que  no siente. Y yo me atrevería a insinuar que estas lágrimas de cocodrilo también puede vertirlas una persona, como una cortina de humo, para tapar o despistar acerca de que lo esperado de ella, por la confianza depositada en la misma, haya quedado en aguas de borrajas, es decir, por ejemplo, que al final de un mandato, el legado dejado por la misma adolezca de más sombras que luces, o que haya defraudado a quienes esperaban más o mejor resultado de su gestión, tratando, con esas derramadas lágrimas hipócritas enternecer el corazón de los receptores de su desaguisado, desatino o desacierto, tratando de salirse por la tangente y obviar su responsabilidad.

No de otra manera pueden calificarse de lágrimas derramadas por el prácticamente ya ex Presidente de los Estados Unidos de América, Barak Obama, en su línea de actuación desde que llegara a ser inquilino de la Casa Blanca y a ocupar, por ende, el Despacho Oval, quien ha venido actuando de una manera huera, artificial y vacía, sólo de cara a la galería, para lo que no tuvo vergüenza de utilizar a su esposa Michelle, incluso, a veces, a sus dos hijas, para tapar los desajustes y la inanidad de su actuación política, como Presidente de la mayor democracia del mundo, haciendo de sus ocho años de Presidente una teatralidad indecente, vacua, superficial, insustancial, trivial, fútil, nimia y, en no pocas ocasiones, pueril, fruto de ese calzonacismo y botaratismo (de calzonazos y botarate), tan en boga entre los mandamases actuales, que con su necia actuación y falta de profesionalidad, han conducido a los pueblos sobre los que han ejercido y ejercen su mandato, a la más estruendosa ruina y miseria, a base de restringir derechos, realizar recortes y ajustes bestiales, en aras de esa adoración idólatra y pagana al Becerro de Oro, o sea, a los Mercados, por los cuales pierden el culo y les falta el aliento para satisfacerlos, aun llevando el desaliento, el hambre, la pobreza, la penuria y la desolación a sus respectivos pueblos, con la vuelta de tuerca de una presión fiscal asfixiante, extrema, desoladora, rayana en la confiscación, mientras los gobernantes se mueven entre algodones en el Paraíso del País de las Maravillas, a costa del trabajo y el esfuerzo, con sudor y lágrimas y hasta con sangre, de sus ciudadanos, sometidos poco menos que a la esclavitud en loor de quienes sin pegar un palo al agua viven como Reyes, en el oropel y la suntuosidad más vergonzante e injusta que podamos imaginar.

Luego, ante el panorama que vivimos y soportamos, día a día, hay quien se rasga las vestiduras, porque, de vez en cuando, algún Tribunal (no todos) tengan la decencia de llamar a las cosas por su nombre y obligue a los oligarcas a inclinar la cerviz y doblar la rodilla. Pongamos que hablo, por ejemplo, de las cláusulas suelo en el mercado hipotecario, aunque para ello debamos pedir justicia allende nuestras fronteras a través del Tribunal de Estrasburgo.

Pues bien, en este marasmo o maremágnum en que se ha convertido en la actualidad la gobernanza de los llamados Países desarrollados o Estados Democráticos, no podía ser menos la Presidencia de los Estados Unidos de América durante los ocho años en que ha recaído sobre Barack Obama, cuyo legado pasará a la historia como el peor entre los peores desde que existen los Estados de la bandera de las barras y las estrellas. Basta una somera mirada al Editorial del Diario ABC del día 11 de Enero del corriente año: “El triste adiós de Obama. El presidente demócrata sabe que será juzgado más por su retórica que por sus resultados, los cuales, fríamente analizados, dibujan una presidencia mediocre tirando a negativa” y añade: “la reacción final de Barack Obama ante la victoria de Donald Trump está siendo la de un perdedor herido por la derrota más que la de un presidente que culmina dos mandatos consecutivos con un respaldo mayoritario de la población. Obama se despide de la presidencia con la peor transición de poderes que se recuerda, aunque esté liberándose del reproche que cualquier otro habría merecido, sobre todo si fuera republicano, porque aún conserva la bula de los medios de comunicación y de la opinión pública, especialmente la europea”. Y sigue: “Y lo que hay al cierre de la era Obama son cinco guerras inacabadas- Siria, Irak, Yemen, Libia y Afganistán, una crisis racial virulenta, una clase media fracturada por el aumento de la desigualdad, paralela a los buenos resultados de Walt Street y del empleo, y, sorpréndase el progresismo, más de tres millones de inmigrantes devueltos o deportados a sus países de origen”.

Huelga cualquier comentario, como no sea que el ser negro haya sido una discriminación en positivo (pues cualquier crítica de inmediato hubiera sido tildada de políticamente incorrecta), si no, no se entiende el prematuro e inmerecido Premio Nobel de la Paz (equiparable al Nobel de Literatura de Bob Dylan), lo que ha puesto de relieve el desplome de los valores de todo tipo en este siglo XXI que tiende aceleradamente a terminar con la Humanidad. Y justifica, con ese escaso bagaje, personal e intelectual, que ha escenificado en el traspaso de poderes, en realidad, quizás, porque el propio Obama se consideró, de nuevo, aspirante a la Casa Blanca en la persona de su Secretaria de Estado, Hillary Clinton, y ha demostrado el mal perder que tiene quien por el cargo que llegó a ocupar debiera haberse comportado como un señor y no como un mafioso y marrullero de la peor calaña, y como la serpiente herida de muerte, se haya dedicado a torpedear la transición de poderes y a adoptar decisiones, con su mandato ya extinto, sembrando de minas el camino a seguir por Trump, y que comprometen muy seriamente la labor de su sucesor, especialmente buscando un enfrentamiento con uno de los pocos hombres de Estado que pueden contarse con los dedos de una mano y aún sobran dedos, Vladimir Putin. Mas, en el pecado lleva la penitencia. Por ello, no de otra manera, hay que calificar esas lágrimas derramadas, fruto de la impotencia y de la rabia del mal perder y de la inanidad de sus mandatos. La historia le juzgará.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

  18 de enero de 2017

Página 3 de 18