Artículo de opinión: "Una nueva estrategia para la seguridad y salud en el trabajo con la implicación de toda la sociedad.

El 28 de abril celebramos el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo. Una jornada que debe servir para recordarnos a todas y todos la necesidad de mejorar de forma continua y permanente las condiciones laborales, para hacer de nuestros centros de trabajo lugares cada vez más seguros y saludables.

Es un día también para recordar a todas aquellas personas que han sido víctimas de accidentes de trabajo sobre todo en el caso de las que pierden la vida en accidentes laborales y para tomar conciencia del importante problema que supone para la sociedad. Reducir la siniestralidad laboral es un problema social que debe ser abordado como una de las grandes prioridades por el conjunto de la sociedad.

Y es que mejorar las condiciones de seguridad de nuestras empresas es un reto que implica a las empresas, a los trabajadores y a las administraciones públicas a todos los niveles. Si mejorar la salud laboral es un problema que nos incumbe a todos, entre todos también tenemos que contribuir a diseñar y aplicar la estrategia para reducir la siniestralidad.

Por ello, durante estos últimos meses, hemos estado trabajando para poner en marcha el nuevo Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales 2017-2021, y que va orientado a la mejora de las condiciones de trabajo, a la integración de la perspectiva de género, a la consideración del factor de la edad y a la reducción de la siniestralidad laboral.

Una siniestralidad laboral cuyo repunte en el año 2016, hace todavía más necesaria la puesta en marcha de una nueva hoja de ruta en la que participemos todos los que tenemos algo que aportar.

Una estrategia en cuyo diseño hemos participado el Gobierno regional junto a los municipios y las diputaciones provinciales, la inspección de trabajo, los agentes sociales, las asociaciones sectoriales y las mutuas y servicios de prevención ajenos. En definitiva todas las entidades implicadas en la mejora de las condiciones de trabajo.

Esta maquinaria de participación social se ha estructurado en siete grupos de trabajo, que tras la evaluación de las más de 500 propuestas presentadas por todos los agentes, se ha traducido en un plan con 148 medidas de actuación englobadas en cinco ejes que engloban la difusión de la cultura preventiva, la integración de la prevención en la gestión de la empresa, los servicios de prevención ajenos, las enfermedades profesionales y el papel de las administraciones públicas en la seguridad y salud laboral.  

Hemos estado trabajando en la elaboración de este acuerdo. Pero eso no implica en absoluto que hayamos esperado para tomar medidas que contribuyan a la mejora de la seguridad laboral. Hemos puesto en marcha acciones como las convocatorias de ayudas para mejorar las condiciones en el sector de la construcción y para fomentar los proyectos de inversión en seguridad y salud.

También estamos llevando a cabo la nueva programación técnica, que durante este año pretende estar presente en más de 3.300 empresas de la región, para prestarles asesoramiento y asistencia técnica y que puedan así mejorar la integración de la prevención en sus sistemas de gestión, contribuyendo por tanto a mejorar las condiciones de seguridad laboral.

La campaña de la OIT con motivo de la conmemoración de este Día Mundial en 2017, se centra en la necesidad fundamental de los países de mejorar su capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre seguridad y salud en el trabajo.

En esta línea, la Comunidad Autónoma de Castilla- La Mancha cuenta desde 2007 con el Observatorio para la Prevención de Riesgos Laborales, configurado como un órgano colegiado y participativo, para la consulta y asesoramiento en materia de prevención de riesgos laborales. Contar con datos fiables sobre seguridad laboral, la siniestralidad y sus causas, es fundamental para poder establecer la hoja de ruta que nos permita tomar medidas para atajar este problema.

Quiero terminar reconociendo la labor de todas y todos aquellos que, tanto en el ámbito público como en el privado, trabajan día a día para que el trabajo en Castilla-La Mancha, en España y en todo el mundo, sea cada vez más seguro y saludable, en la convicción de que entre todas y todos seremos capaces de hacerlo posible.

 

Patricia Franco

Consejera de Economía, Empresas y Empleo

Artículo de opinión de la consejera de Economía, Empresas y Empleo con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud Laboral en el Trabajo, el 28 de abril

 

Dinero que está en la mano

Tal vez se deba guardar

La monedita del alma

Se pierde si no se da.

Estos versos de Antonio Machado son oportunos para empezar a hablar del Trabajo Social, de los trabajadores y trabajadoras sociales, de nosotras y nosotros.

Hemos tenido mucha suerte.

Formamos parte de un gran ejército que ocupa distintas partes del planeta. No somos tantos como quisiéramos pero tampoco somos pocos y debemos seguir luchando para que cada día seamos más.

Somos gente buena,  en el buen sentido de la palabra, como decía Machado

"...Y más que un hombre al uso que sabe su doctrina, soy, en el buen sentido de la palabra, bueno."

La empatía, la tolerancia, la compasión, la paciencia, la comprensión, la búsqueda, la insumisión, la rebeldía, la resistencia, la superación... Son todos los elementos que contiene la palabra bueno...al margen del hombre al uso que sabe su doctrina.

Yo creo que son todos los hombres y mujeres buenos los que hacen un contrapeso para sostener el mundo, con todas las tragedias que ocurren.

Y es que " hay seres que justifican el mundo, que ayudan a vivir con su sola presencia"

Estas son  palabras de Albert Camus, el escritor  francés premio Nobel   de literatura. Estas palabras están en un libro suyo llamado El Primer Hombre, cuyo manuscrito se encontró sin terminar cuando murió en un accidente de tráfico. En este libro habla de sus orígenes, de su vida, de su familia, de la búsqueda de su padre, que murió en la Primera Guerra Mundial. En un momento, a lo largo del libro, cuando habla con un amigo mayor que él y este le dice - Yo no he hecho nada en la vida, nada importante...- Camus le responde con estas palabras: " Hay seres que justifican el mundo, que ayudan a vivir con su sola presencia."

Ya sólo desear que este grupo sea cada vez más grande

 

Caridad Serrano

A lo largo de su trayectoria profesional ha sido, profesora de EGB en pueblos de Albacete, voluntaria en Guatemala, en donde trabajó en un colegio y en una librería. Cuando volvió a España estudio Trabajo Social y luego trabajó en dos psiquiatricos, en Santiago de Compostela y en Vigo.  Volvió a Albacete y trabajó en la Asociación Asprona y en el Equipo de A. Temprana, en apoyo a niños con problemas.

No he hecho nada importante, como dice el amigo de Albert Camus, pero me gustaría ser lo que dice él, ser un ser que justifica el mundo, que ayuda a vivir con su sola presencia.

Su aportación a esta columna semanal, es el Discurso que pronunció del Día del Trabajo Social, celebrado en Albacete el 24 de marzo de 2017.

Con la aprobación de la Constitución Española en 1978, se terminó el largo proceso de confrontación nacional que comenzó cuarenta y dos años antes con el golpe militar de 1936. Cuatro décadas negras de nuestra historia que no podemos seguir escondiendo en los capítulos finales de los libros de historia o en las -en ocasiones reiterativas- películas de nuestro cine.

Es necesario que la sociedad sea consciente de los horrores del enfrentamiento como mejor forma de apostar por la paz y por el entendimiento.

En estos días, los socialistas en Albacete participamos, junto a Ganemos, en una moción en la que solicitamos al Ayuntamiento que autorice, a la Plataforma por la Memoria Histórica, para la colocación de un hito conmemorativo de la represión franquista en el espacio público albaceteño.

La condena de la represión por motivos ideológicos es algo que se comparte por gran parte de la sociedad española, incluyendo los agentes políticos, cuando hablamos de hechos acaecidos en otros países. Nadie se atrevería a negar un homenaje a las víctimas de la represión nazi, del régimen estalinista o del genocida Pol Pot, por ejemplo. Pero las posiciones, inexplicablemente, cambian cuando hablamos de nuestra propia dictadura. De nuestra propia y vergonzosa historia.

Represión franquista fueron los 1.104 fusilamientos en Albacete una vez concluida la guerra civil y hasta 1949, o los más de 16.000 procedimientos judiciales-militares celebrados solo en la provincia de Albacete (desde 1939 a 1949) contra grupos con los que el régimen no se sentía cómodo; republicanos y sus familias, artistas, intelectuales, masones, homosexuales, funcionarios y funcionarias del estado republicano e incluso militares y religiosos que no secundaron el alzamiento de 1936.

Represión franquista también fueron las decenas de miles de bebes robados a familias de alguno de los grupos expuestos o simplemente de familias humildes.

Represión franquista fueron también los millones de pesetas incautados por el Estado a quienes le placía, instaurando una herramienta estatal para este fin, como fue la Comisión Administrativa de Bienes Incautados por el Estado.

Represión franquista también fueron las suspensiones de empleo y sueldo y los despidos de miles de funcionarios y funcionarias, sobretodo en el ámbito de la educación, cuyo único delito había sido desarrollar su trabajo público al servicio del Estado republicano.

Un ataque más allá de los límites de una contienda, una vez concluida y ganada una terrible guerra civil y con el único objetivo de eliminar de la sociedad española cualquier tipo de esperanza democrática o de cambio.

Ahora que ya ha pasado el tiempo suficiente debemos recordarlo.

Tener presente el horror de la confrontación ayudará, sin ninguna duda, a la construcción de la paz. Creo firmemente que estamos obligados a mostrarnos a nosotros mismos cuáles son los efectos de abandonar las sendas de la democracia y del entendimiento. Cuáles son los efectos de una dictadura, de la imposición ideológica y de la represión.

Es el momento en el que las fuerzas políticas democráticas debemos unirnos para escribir conjuntamente esta negra parte de nuestra historia y a ellas les hago un llamamiento. Jamás vamos a terminar este capítulo de nuestra historia sin haber escrito, juntos, todas sus páginas.

De seguir así, de no afrontar nuestro pasado, no vamos a poder escapar al juicio que nos harán las generaciones futuras, ya que no habremos hecho nada para reconstruir nuestra historia. Para que nos hagamos una idea, sería el mismo juicio que hoy haríamos a Alemania si una vez concluida la Segunda Guerra Mundial hubiera escondido el holocausto nazi.

No estamos hablando de venganza, ni de guerras, ni de bandos. Los anti demócratas perdieron su batalla con la llegada de la democracia, ya no se trata de eso. Hoy todos estamos del lado de la paz.

Si me apuran, no se trata de justicia con las víctimas, sino con la sociedad en su conjunto. Parafraseando el proverbio indio, la historia no es una herencia de nuestros padres, sino un encargo que nos hacen nuestros hijos. No podemos permitirnos una historia a medio escribir, no podemos entregar a las futuras generaciones un pasado cerrado en falso.

Y es que no, nuestro pasado no está cerrado. Es una herida abierta que nos impide cerrar el capítulo del franquismo en paz.

Este tipo de peticiones no tienen otro objetivo que pasar página y quienes se oponen se empeñan en que se quede permanentemente inconclusa, pendiente de una revisión posterior. Desde la convicción de que ese momento ya ha llegado, recordemos qué pasó, qué consecuencias tuvieron la intolerancia y la imposición y qué valor tiene la libertad.

Recuperemos nuestra memoria histórica para construir una paz duradera.

 Manu Martínez (@Manu_mtnez)

PSOE Albacete.

En definitiva, si para que un país pueda ser calificado de Estado de Derecho, es condición sine qua non que se respete escrupulosamente la separación de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), España ya, a conciencia, incumple esa condición al inmiscuirse el Ejecutivo y el Legislativo en la designación de cargos dentro del Consejo General del Poder Judicial, del que dependen los nombramientos de los principales órganos judiciales del país; si, a mayor abundamiento, vemos que los propios gobernantes, obligados a cumplir y hacer cumplir la ley, pasan de largo de hacerlo por considerarse, por el solo hecho de haber obtenido el cargo, por encima del bien y del mal, y si, para mayor inri, carecemos de un sistema impositivo justo, inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso tendrá carácter confiscatorio, estando a remolque de sentencias judiciales patrias o europeas que le enmiendan la plana una y otra vez al legislador, en base a que una Ley no basta con que se apruebe por las mayorías parlamentarias establecidas, sino que una ley ante todo y por todo ha de ser “justa”, de cuya característica adolecen muchas normas de nuestro Ordenamiento Jurídico, y sobremanera en materia tan sensible y delicada como es la Fiscal o Impositiva, bien podemos concluir que España de Estado de Derecho, nada de nada o res de res si lo preferimos en catalán, y en materia impositiva se constituye como un Estado Confiscatorio, con la agravante de que ese exceso de recaudación o confiscación que se le aplica al ciudadano, no va ligada a una aplicación correcta, justa y social de los recursos públicos, sino que una buena parte de ellos se desvanece en las sombras y las cloacas de nuestros mandamases, por lo que en concomitancia con este abrecadabra no es de extrañar que la preocupación de los españoles por la corrupción haya subido en el pasado mes de marzo al 44’8%, siendo el segundo de los problemas (el primero sigue siendo el paro, pese a la vocinglería de que la recuperación ha llegado) que más preocupan en la actualidad a los españolitos de a pie, pues por mucho que el Presidente del Gobierno de España, Don Mariano Rajoy Brey, y la Vicepresidenta del Gobierno de España, Doña Soraya Sáenz de Santamaría, no dejen de propalar que este Gobierno y su partido el PP, son los que más medidas hayan adoptado para luchar contra la corrupción, pruebas son amores y no buenas razones, no se nos escapa que la corrupción sigue su marchamo rampante y, particularmente, en el seno del propio Partido Popular, que se llama andana y mira para otro lado como si los apestados por la corrupción fueran otros y a ellos les sorprendiera la misma.

Pues bien, es sabido que, en un Estado de Derecho, el Gobierno, que es el buque insignia del mismo, ha de respetar la ley a rajatabla y, además, no debe engañar a los ciudadanos bajo ningún concepto, porque lo contrario sería tomar por tontos, cuando no de incapaces, a aquellos a los que deben respeto, pues no en vano, los políticos y la Administración Pública en general deben su razón de existir a la necesidad de una buena gobernanza y administración de los caudales públicos (obtenidos con el trabajo y el sudor de la frente de aquellos ciudadanos), que deben administrar y disponer con sumo tino y legalidad en beneficio del interés general de esos ciudadanos a los que se les reclama la imposición fiscal para subvenir los servicios públicos y sociales, sin que deban escatimar esfuerzo alguno en ello, porque, a la postre y por su propia naturaleza, los cargos públicos, sean políticos o funcionarios, están al servicio del ciudadano y no a la inversa, como espuria y torticeramente se considera en este país, aún hoy, a duras penas, llamado España, en el que cualquier gerifaltillo o funcionarillo, en el ámbito de su competencia, se cree un Dios al que la ciudadanía debe hacer ofrendas y rogativas a fin de que la ira de los mismos no caiga como rayo mortífero sobre quienes tienen el derecho a exigir de aquéllos un comportamiento ejemplar. Mas esto, en nuestro país, parece funcionar y ser entendido al revés, aunque formalmente bien se preocupan nuestros mandamases de proclamar lo contrario. Y ahí, sobre el terreno, tenemos a la primera autoridad de la Nación, tras el Jefe del Estado (su Majestad el Rey Felipe VI), o sea, a un tal Rajoy, Mariano y Brey de segundo apellido, a la sazón Presidente del Gobierno de España que, con un morro que se lo pisa, viene propalando, sin venir a cuento y como un mantra, quizás para tapar sus carencias y agujeros negros y los de su Partido, de que toda Europa defiende el respecto a la ley, avisando que Europa nunca apoyará a quien se salte la ley, lo cual es un  oxímoron inaudito en un Jefe de Gobierno, y es tanto como mentar la soga en casa del ahorcado pues el cumplimiento de la Ley debiera presumirse en todo ser pensante, inteligente y responsable, a la manera como se presume el valor en los otrora quintos llamados a filas en el cumplimiento del servicio militar obligatorio. Mas si tan seguro está de su aserto, bien se lo podría aplicar a sí mismo y a su Partido, el Partido Popular, que un día sí y otro también, se ve envuelto en casos galopantes de corrupción, lo que supone, prima facie, un incumplimiento continuo y persistente de esa ley que tan pomposamente nuestro ínclito Presidente no se cansa de hacernos comprender que hay que cumplirla sí o sí. Como digo, bien podría aplicarse el cuento a sí mismo y a su Partido, a no ser que esté convencido, como creo que lo está, de que por ser quienes son no se sienten concernidos a tal cumplimiento, pudiendo hacer de su capa un sayo y enriquecerse, muy millonariamente, a costa de los caudales del erario público, que no son otros que los allegados, como también hemos dicho, con el trabajo y el sudor de los ciudadanos, y, a veces, con sangre, lo que no deja de ser grave, para que una casta corrupta por naturaleza se haga con el botín para su beneficio propio, mediante el saqueo de la Caja Pública de Caudales, y que por más que se llene con el sistema confiscatorio impositivo que rige en España, siempre se halla más seca que la mojama. Por lo que el aserto de nuestro propio Presidente del Gobierno pidiendo responsabilidad en la gestión del dinero público, suena a cuento chino, a cachondeo, a mofa y a tomadura de pelo a la ciudadanía en general, máxime con la que esta cayendo sobre el Partido Popular de la Comunidad de Madrid, que se ha convertido en una olla a presión que ha empezado a explosionar y sobre la que no se puede aventurar su finalización.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

26 de abril de 2017

     

 

 

Artículo del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto Enriquez, con motivo del Día del Libro mañana 23 de abril

Leer forma parte de lo esencial humano. La lectura es mucho más que una posibilidad para invertir el tiempo de ocio. El alcance de esta actividad supera su naturaleza de herramienta de acceso a la información y hasta su condición de vehículo del conocimiento.

El libro es mucho más que una opción de comunicación. Y el encuentro del libro con el lector dista mucho de ser un hecho individual aislado.

Todo ello se debe a que la lectura es una práctica reservada a las personas, que humaniza, que profundiza en nuestra dimensión moral, afectiva, espiritual, que ahonda en lo sustancial de cada uno de nosotros, por separado, y en conjunto, como grupo social, que contribuye a que conquistemos convicciones y a que preconicemos valores. Esto nos lleva a pensar en el libro como una de las grandes creaciones de la historia.  

Puede seguirse el hilo del progreso humano tomando, como referencia, la importancia que las distintas civilizaciones han concedido a la actividad mental, al ingenio, al conocimiento. Si hacemos un ejercicio de ese tipo, nos daremos cuenta, enseguida, de que las civilizaciones más brillantes son aquellas que más importancia han dado a proteger ese tesoro espiritual que es el libro, al margen de su formato y de los componentes físicos de su soporte.

Todo desarrollo tiene su germen en la memoria. Su conservación y cuidado constituye la base para cualquier avance con un calado que merezca el calificativo de histórico. Y es, en efecto, el libro, la idea cambiante y heterogénea de libro, uno de los puntales básicos en la evolución de la vida social.

El conjunto de estas razones son solo algunas de las que podemos aducir para ratificarnos en la lectura como una de las actividades más esencialmente humanas. La regulación de la convivencia, de la organización social y política, del ocio (en una de sus manifestaciones básicas) y hasta la expresión de los afectos y la conformación de los universales de la imaginación tienen, en el libro y en la lectura, sustentos insustituibles.

Es evidente que el ejercicio intelectual es un rasgo que nos define como especie. Esa dignidad del hombre a la que se referían los humanistas del Renacimiento tiene un vínculo estrechísimo con la palabra impresa. Sin embargo, la cuestión no es exclusivamente antropológica, sino que tiene, también, componentes prácticos y morales extraordinarios, puesto que, en las materias clásicas del conocimiento, no solo residen las claves que permiten nuevos hallazgos que, a su vez, cambian la realidad, sino que esas mismas materias, custodiadas y protegidas en los libros, encierran la base de los principios, los valores y las convicciones que hacen que seamos cada vez mejores como individuos y que nuestro modelo de convivencia sea más integrador, más abierto, solidario y cohesionado.

No resulta extraño, pues, que algunos de los episodios de la historia teñidos de intolerancia y de barbarie se hayan asociado, simbólica y estratégicamente, con la quema y la prohibición de libros. Efectivamente, la restricción de acceso a la información y hasta los pretendidos procesos de reeducación en que el libro y la lectura han sido perseguidos nos revelan que son verdaderos antídotos contra la estupidez, la regresión y la maldad.

Cada veintitrés de abril, dedicamos la jornada al libro y a la lectura, y, en ese marco, las actividades y las celebraciones proliferan, lo que es, sin duda, una magnífica noticia. Propongo que demos un paso más: el de hacer de este día un compromiso conjunto con la lectura que se extienda, también, por los restantes días del año. Esa es, sin duda, una de las llaves que abre la puerta a un futuro mejor.

Ángel Felpeto Enríquez

Consejero de Educación, Cultura y Deportes

 

Tengo el orgullo de pertenecer a un partido que  ha sido el artífice de los mayores avances democráticos y de derechos sociales de la historia de este país.

Es  el Psoe el que nos pone siempre  a la vanguardia en igualdad de género. Como por ejemplo, con la ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, convirtiendo a España en un referente internacional. Con su entrada en vigor, España se sumó a los 44 países del mundo con una medida legal o constitucional que garantiza la representación de las mujeres en las instituciones.

A pesar de estos avances, a nadie se le escapa la dificultad de las mujeres para avanzar en política. La propia cultura organizativa de los partidos, de raíces profundamente patriarcales plagada de estereotipos sexistas donde las virtudes de eficacia, competitividad o liderazgo son atribuidas, en mayor medida, a los hombres. Además, con frecuencia, las mujeres estamos sujetas a un examen de competencia constante por el mero hecho de serlo o se nos exigen requisitos más elevados. Estas dinámicas se refuerzan con una cultura organizativa de raíces patriarcales, la old boy network, que se traduce en la creación de redes informales de confianza y poder masculinas consolidadas a través de los años o de actividades lúdicas (como tomarse una copa al terminar la reunión y seguir discutiendo decisiones) que perjudican como daño colateral a las mujeres por una incorporación más tardía o por su menor asistencia a estas actividades. Por último, los largos horarios de la vida política o el tiempo de reuniones de los partidos no tienen en cuenta el solapamiento con horas en que, en general, las mujeres están más ocupadas en el cuidado de los menores y/o personas dependientes. Es más sencillo que se cambie la hora de una reunión por un Real Madrid- F.C. Barcelona, la Champion, la Copa del Rey o la liga interbarrios,  que por motivos de conciliación de la vida familiar y laboral.

Nuestro partido, el PSOE, siendo una de sus señas de identidad el feminismo, tiene ahora la oportunidad de elegir a una mujer, a una compañera como secretaria general de todos los socialistas. En 2012, nuestra Carme Chacón fue una valiente, enfrentándose a Alfredo Pérez Rubalcaba. Perdió, pero abrió una puerta que jamás se volverá a cerrar.

En 138 años de historia, hemos tenidos varios secretarios generales, todos con sus luces y sus sombras, con sus aciertos y sus errores. Hombres que bajo su mando se ha ido construyendo la historia de un partido fuerte y necesario. ¿Por qué no íbamos a darle la oportunidad de ser la primera secretaria general a Susana Díaz? Estamos preparados para romper ese techo de cristal que tanto se nos resiste y una vez más hacer historia y dar ejemplo. No seré yo, como militante y mujer de partido, la que impida que una compañera de sobra preparada y con el valor necesario, acceda a la Secretaría General del PSOE, dotándolo de la unidad que necesitamos, desde un liderazgo femenino, que incluya a todos y que sea especialmente sensible a temas que nos preocupan.

Los estudios nos hablan de que hay una evidencia creciente y establecida de que el liderazgo de las mujeres en los procesos políticos y de toma de decisiones mejora dichos procesos. Las mujeres demuestran un liderazgo político trabajando dentro de las filas de los partidos, en los grupos parlamentarios, incluso en los ambientes políticos más reacios, y defendiendo asuntos de igualdad de género, como la baja paternal y el cuidado infantil, las pensiones, las leyes de igualdad y reformas electorales y la eliminación de la violencia de género.

Pongamos en marcha un mecanismo de sororidad (solidaridad entre mujeres) entre nosotras. No seamos las mujeres las que pongamos más palos en la rueda a una compañera que, por primera vez en la historia, puede asumir el papel de líder. Y sobre todo, tengamos en cuenta de que será la primera de muchas. Como decía Michelle Bachelet: “Cuando una mujer entra en política, la mujer cambia. Cuando muchas mujeres entran en política, cambia la política”.

Marian Gabardino.

Militante de la Agrupación local del PSOE de Albacete

Pues bien, como si le hubieran tocado la fibra más sensible y en una especie de acto de desagravio, el pasado día 10 del corriente mes y año, tuvo lugar en el Palacio Real de El Pardo, la tercera cumbre de países del Sur de Europa, en una reunión informal de siete países, Portugal, Malta, Francia, España, Chipre, Grecia e Italia, con sus respectivos Presidentes del Gobierno, Antonio Costa, Joseph Muscat, François Hollande, Mariano Rajoy, Nicos Anastasiades, Alexis Tsipras y Paolo Gentiloni, respectivamente, con la finalidad de mostrarse unidos en un momento de confusión y desánimo tras la salida de la Unión Europea de Reino Unido, o sea, tras el Brexit, que, aunque no quieran reconocerlo, tanto éstos como los ausentes de la citada reunión, ha supuesto un terremoto en los cimientos de la Unión Europea que, en símil constructivo, bien podríamos decir que adolece de “Aluminosis” y empieza a resquebrajarse el entramado sobre el que se asienta el sueño europeo de conseguir, aun a contracorriente y también a regañadientes, los ansiados Estados Unidos de Europa, con la sola finalidad de mojarle la oreja a los Estados Unidos de América, los United States of America, los cuales, una vez más y van ya unas cuatropecientas mil, han tenido que salir a la palestra lanzando 59 misiles contra las fuerzas del Al Assad, en el lugar del que previsiblemente salieron las armas químicas contra la población Siria, y a no tardar, la llamada madre de todas las bombas sobre un enclave talibán en Afganistán, mientas los señores Europeos, tan amantes de la paz y tan defensores de los derechos humanos, esconden la cabeza bajo el ala como las avestruces y dando por buenas, con la boca pequeña, estas acciones disuasorias ordenadas por el denostado Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump. Y todo este movimiento sur-europeo, conocido ya como el “G-7” del Sur de Europa, con la consigna fundamental de defender juntos el camino hacia “más y mejor integración europea”, o sea, la cantinela de “más y mejor Europa”, tan repetida por quienes no tienen en su mochila otra cosa con que demostrar que lo de la UE va viento en popa y a toda vela. Pero, en fin, ya sabemos que para engañar al pueblo, antes han de engañarse a sí mismos quienes la dirigen, para demostrar que todos vamos en el mismo barco de vapor por lo que parece. En fin, daba gusto verles desfilando, prácticamente uniformados, con trajes de color gris, con la corbata a juego (salvo Alexis Tsipras, descorbatado, dando la nota), color gris marengo unos y otras, que ponen de relieve la tristeza y el desaliento que, hoy por hoy, embarga al engendro Europeo, que parece varado y con pocas esperanzas de ser reflotado. A ello, induce, que el Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Junker, no se canse de repetir que la negociación con Reino Unido ha de ser dura, para que no cunda el ejemplo, haciendo desistir a otros países de seguir el ejemplo británico, lo que pone a las claras el tipo de club en el que nos hemos integrado, poco menos que una secta, de la que, una vez, dentro, no puede salirse sino con los pies por delante, lo que dice muy poco de la libertad de sus miembros y de los derechos individuales de cada uno de ellos, pareciendo la integración poco menos que una condena de por vida, a quedar integrados y dirigidos por los dicterios dimanantes de la Canciller alemana Angela Merkel, de la que sobradamente, nuestro Presidente del Gobierno Don Mariano Rajoy Brey, se ha significado como el mejor y más aventajado alumno, que inclina la cerviz a cualquier ocurrencia que mana de la testa de Frau Angela Merkel.

Pues bien, retomando la base de nuestra misión en estos artículos, recordemos que el Tribunal Constitucional, en sentencia publicada el pasado mes de Febrero, declaró “inconstitucionales y nulos” los artículos de la Ley de Haciendas Locales que regulan el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, lo que vulgarmente se viene reconociendo como la “plus-valía municipal”, siempre y cuando no se produzca ese incremento, sino más bien, se haya obtenido una pérdida patrimonial. Y uno de los recurrentes a fin de recuperar lo indebidamente pagado es la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) hasta 16 millones de euros de plus-valía municipal indebidamente satisfechos. Y es que, en este trasiego de “recaudar más” y, en muchos casos, “como sea”, no ha dejado fuera a esta super-entidad, que en 2.012 absorbió activos inmobiliarios de Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc, BMN y otras cajas de ahorros rescatadas.

Y aún sin haber salido de la crisis, porque la recuperación que nos vende el Gobierno de España, es una falacia, un cuento chino o del almendruco, el propio Gobierno aprobó el pasado Diciembre los coeficientes de actualización de los valores catastrales, un “catastrazao”  que se traducirá en un aumento de los valores catastrales en 1.895 ayuntamientos, lo que provocará una subida inequívoca, no sólo en el recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), sino también en el cálculo de las Plus-Valías, cuya fórmula ha sido declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional. O sea, lo que, en argot vulgar, viene a denominarse “si no quieres caldo, toma dos tazas”.

En cualquier caso hay que partir de un hecho evidente y estridente en nuestro Ordenamiento Jurídico, pues si bien es cierto que la Constitución Española, la Ley de las Leyes, la Carta Magna, en su artículo 14 proclama que “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” y en su artículo 31.1 establece que “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”, lo cierto es que la realidad, ambos preceptos, sin excepción, se incumplen desde el primer minuto en nuestro llamado Estado Constitucional, porque no es cierto que los españoles, todos, sin excepción, sean iguales ante la ley, y mucho menos existe un sistema tributario justo que grave con igualdad y progresividad al conjunto de los españoles. Y por poner un solo ejemplo, muy de actualidad y debatido por las diferentes Comunidades Autónomas, existen diferentes sistemas de tributación en Transmisiones Patrimoniales Inter Vivos y en materia de Sucesiones, ya que cada Comunidad Autónoma tiene sus propias normas fiscales al respecto, haciendo que la tributación del sujeto pasivo, o sea, del ciudadano, sea desigual dependiendo de la vecindad autonómica que cada cual tenga, con diferencias, en muchas ocasiones, sangrantes, por lo que existen tantos sistemas tributarios en esta patria como Comunidades Autonómicas existen, constituyendo ello una importante discriminación entre ciudadanos incompatible con los preceptos constitucionales anteriormente transcritos.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

    19 de abril de 2017

Carta abierta a Jesús Fernández Vaquero, Secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha

Estimado Sr. Fernández Vaquero. Utilizo este medio para comunicarme con usted porque tras haberle escrito en varias ocasiones para interesarme por la situación de las afiliaciones bloqueadas por indicación suya a la Comisión Gestora, el silencio ha sido su respuesta hasta ahora.

Sin embargo, tras leer sus declaraciones realizadas la semana pasada a la agencia Europa Press y publicadas en varios medios de comunicación de la región, no he tenido más remedio que utilizar esta vía de comunicación. Algunos militantes del PSOE me comentan que no está bien visto que se realicen declaraciones públicas sobre aspectos de nuestro partido. Pero, tras sus declaraciones: ¿Qué se supone que tengo que hacer? ¿Agachar la cabeza, someterme y callar mientras otros sí tienen derecho a realizar declaraciones públicas? Lo siento, pero atendiendo a mis principios socialistas y a mi condición de hombre de izquierdas la sumisión no entra en mis valores. Por eso utilizo este medio para comunicarme con usted. Como militante socialista que soy.

Como bien sabe usted y muchos militantes del PSOE también, las afiliaciones bloqueadas en la provincia de Albacete han sido presentadas en las distintas agrupaciones locales con todos los trámites establecidas en nuestros estatutos y en el Reglamento de Afiliados del que nos hemos dotado. Han sido presentadas por personas identificadas, con su fotocopia del DNI, su firma, sus datos personales, su cuenta corriente para el cobro de la cuota de afiliación y dentro del plazo establecido por la propio Gestora.

La causa esgrimida en todo momento por el Departamento Federal de Afiliación y Censo y la Gestora siempre ha sido que la causa del bloqueo de las afiliaciones era por el elevado número de solicitudes, NUNCA por considerar que había “afiliaciones ilegales”, como después ha dicho usted en los medios de comunicación.

Con fecha de 2 de marzo de 2017, un grupo de militantes de la Agrupación Local de Albacete, presentamos un escrito dirigido a los Secretarios Generales Local, Provincial, Regional y Presidente Federal pidiendo amparo, ante lo que calificamos como “una vulneración de un Derecho Fundamental, como es el derecho a la participación política”. Además, dichas solicitudes de afiliación fueron aceptadas y avaladas por la propia Comisión Ejecutiva Local celebrada el día 27 de diciembre de 2016 (tengamos en cuenta que el censo se cierra el día 1 de abril de 2017).

La propia Gestora reconoce que las solicitudes bloqueadas fueron presentadas durante los meses de enero y febrero de este año y, además, han llegado por el conducto de presentación en sus agrupaciones locales, ¿por qué siguen sin darse de alta a día de hoy?, ¿qué deficiencias se les imputa a estos solicitantes?, ¿por qué son castigados a no poder militar en el partido que consideran el suyo y por el que han puesto su cara como concejales, alcaldes, interventores, apoderados, etc…..?, ¿dónde está escrito que el solicitante número 700 se pueda afiliar y el 701 no?, ¿Dónde está escrito que unas agrupaciones no puedan exceder del 20% del crecimiento de su censo y a otras se les permita rebasar el 200%?

Usted, como máximo representante de las Cortes de Castilla-La Mancha, la asamblea legislativa de nuestra comunidad autónoma habla en sus declaraciones de situaciones “ilegales”, “fraude electoral” y otros calificativos que no son propias de un representante institucional para referirse al censo electoral que ha de decidir sobre el futuro de nuestro partido. Solo le pedimos imparcialidad en el ejercicio de su responsabilidad y cumplimiento de nuestras normas internas.

No hay ninguna causa legal para tener paralizada ninguna afiliación, la impresión que da es que hay una voluntad de no aceptar algunas afiliaciones porque no les cuadran las cuentas. Para elegir directamente por parte de la militancia a la persona que ha de ocupar la Secretaría General del PSOE NO TODO VALE.

Respetemos las reglas del juego establecidas y no desvirtuemos la realidad.

Francisco Tierraseca Galdón

(Militante de la Agrupación Local del PSOE de Albacete)

Cuidar al que cuida

Lunes, 17 Abril 2017 16:45

Importancia del cuidado del Trabajador Social como principal recurso de ayuda

En una profesión como el Trabajo Social, basada en la relación de ayuda, donde las capacidades y aptitudes del profesional deben ser las principales herramientas de la intervención social, y el establecimiento del vínculo interpersonal es determinante; parece evidente que el esfuerzo de las instituciones se destine a cuidar estos recursos personales, facilitando los soportes necesarios para mejorar su formación y capacidades, y reducir los factores de riesgo que puedan afectar a su estado emocional, cognitivo, fisiológico y de comportamiento.

Sin embargo, tanto las instituciones como los propios profesionales aún no somos del todo conscientes del riesgo que conlleva el no cuidarnos, tanto a nivel personal como a nivel profesional, cuando los servicios ofrecidos se destinan a mejorar el bienestar social de las personas atendidas.

Los trabajadores sociales desarrollamos nuestra intervención diaria en un contexto social lleno de incertidumbres donde el aumento de las desigualdades y la vulnerabilidad social, genera cada vez más sectores de población que demanda ayuda para hacer frente a sus dificultades y no caer en situación de pobreza y exclusión social, o para salir de las mismas.

Gran parte del trabajo es escuchar activamente las demandas y problemas de otros durante horas, días y años; lo que influye de manera muy directa sobre la vida personal, familiar y profesional del trabajador social. Si bien, pocos son los recursos de apoyo y la documentación existente sobre los riesgos psicosociales de los Trabajadores Sociales, cómo prevenirlos y cómo tratarlos.

Por ello, la escasez de recursos, los dilemas éticos a los que nos enfrentamos y, en ocasiones, la falta de apoyo estratégico de las instituciones, nos genera una sobrecarga emocional y laboral, así como sentimientos de incomprensión ante la falta de apoyo y recursos para desarrollar nuestro trabajo; generando situaciones de frustración y queme profesional, convirtiendo el trabajo en una prisión, lo que puede llevarnos a no prestar una intervención de calidad, lo que afecta

directamente al bienestar de las personas que intentamos ayudar; así como a sufrir nosotros y nosotras mismas enfermedades psicosociales, bajas laborales e incluso abandono del trabajo.

Es importante que, tanto las organizaciones como los profesionales, reconozcamos la necesidad de reflexionar sobre aquello que se hace, como instrumento de mejora continua; así como la necesidad de incorporar estrategias de apoyo para aumentar el desarrollo personal y profesional, considerando a los profesionales del Trabajo Social como un valor en alza para la sociedad.

Si bien, como reflejan diferentes estudios y autores, a los trabajadores sociales (igual que a otros profesionales de la salud y el bienestar) nos cuesta reconocer que sufrimos desgaste y que tenemos que aprender a pedir ayuda. Necesitamos reconocer que las diferentes etapas del ciclo vital por las que todos pasamos al igual que situaciones de enfermedad nuestras o de nuestros familiares más cercanos, situaciones de incapacidad, o muerte de un ser querido; necesitan que nos paremos para elaborar lo sucedido y darnos un tiempo para retomar con nuevas energías nuestra vida y poder continuar ayudando a los demás de forma positiva.

Como señala Carmina Puig (2011)1, las organizaciones y los profesionales deben destinar los recursos suficientes para evitar el grave riesgo que comporta no atenderse y no cuidarse; por rentabilidad económica, por razones de prevención ante el desgaste y la no implicación en la organización, así como por razones de calidad del servicio que se ofrece a las personas.

Dicha responsabilidad se refleja en diferentes normativas y códigos éticos, como por ejemplo en la Declaración de Principios de la Federación Internacional de Trabajadores Sociales (FITS) aprobada en 20042, la cual recoge la obligación de los trabajadores sociales de hacer lo necesario para cuidar de sí mismos profesional y personalmente en el lugar del trabajo y en la sociedad, para asegurarse de que puedan ofrecer los servicios adecuados.

Así mismo, las diferentes Leyes de Servicios Sociales aprobadas en nuestro país en los últimos años recogen la importancia del factor humano dentro de los servicios sociales, haciendo referencia en todas ellas al derecho de apoyo a los profesionales, como metodología de mejora de las propias organizaciones, cuyo fin último es el aumento de la calidad del servicio prestado a las personas.

Por todo ello, ha de promoverse el interés por ayudar al que ayuda, dotando a los profesionales del Trabajo Social de herramientas y de mayores competencias para enfrentarse a las dificultades que se presentan en el día a día de la intervención social.

Herramientas y recursos como pueden ser: comisiones deontológicas, servicios de supervisión de apoyo, formación continua, talleres de coaching, refuerzo de equipos de trabajo e implementación de la figura de coordinador de equipo, reorganización de los tiempos de trabajo, y por supuesto, inversión pública en los recursos de bienestar social.

En un momento como el actual, en el que las restricciones presupuestarias hacen que los profesionales de la acción social emerjan con más valor, si cabe, presentándose como el principal recurso de las instituciones; se hace imprescindible el cuidado y apoyo de los profesionales, convirtiendo la crisis en una oportunidad para la formación y el bienestar de los trabajadores sociales, lo que sin duda repercutirá directamente en la calidad de los servicios prestados y el bienestar de la ciudadanía a la que dirigimos nuestros servicios.

 

Carolina Jiménez Muñoz; Trabajadora Social colegiada 13-974, con más de 10 años de experiencia en Servicios Sociales de Atención Primaria en el ámbito rural de Castilla-La Mancha.

 

1 Puig I Cruells, Carmina. (2011). La Supervisión en los Equipos de Servicios Sociales: una oportunidad para la reflexión, el pensamiento y el cuidado de los profesionales. Universidad Rovira i Virgili. Tarragona

2 Ética en el Trabajo Social. Declaración de Principios de la Federación Internacional de Trabajadores Sociales. Articulo 5.6, sobre la conducta profesional.

 

 

Ahora bien, como siempre, nuestro más Alto Tribunal, peca de timorato y poco valiente, y no concede efectos retroactivos a todos los actos, injustamente, confiscatorios y contrarios a Derecho, o sea, ilegales 100X100, que desde el año 2.007/08 se han venido liquidando con tanto desparpajo y alegría, causando un importante perjuicio a los ciudadanos, lo cual es incongruente con la declaración de nulidad de esa forma o fórmula de liquidar, porque si dicha forma o fórmula es contraria a Ley, nada más y nada menos, que a la Constitución Española, por inconstitucional nunca debió aplicarse ni ingresar en el Ordenamiento Jurídico, con lo que carece de fecha desde la que iniciar la cuenta del plazo para la prescripción. Pero así de largos son nuestras Señorías del Constitucional, basándose en Razones de Estado, bajo las cuales ya he dicho en más de una ocasión que se esconden los más sórdidos, deplorables, inconfesables, vergonzosos y canallescos hechos y sucesos sobre el suelo patrio. Y es que no estamos hablando del Chocolate del Loro, sino que se calcula que la recaudación en este período hasta el día de hoy puede rondar los 13.000 millones de euros, millones de euros que se les han escamoteado a los ciudadanos y que se les han esquilmado y confiscado de sus bolsillos, con destino incierto, quizás, incluso, en muchos casos, para que el arrebatacapas de turno se los apropiara indebidamente para su bolsillo o el bolsillo de su partido o para ambos bolsillos, que ya sabemos que los pantalones (prenda también usada mayoritariamente por mujeres) suelen tener, como mínimo dos bolsillos y, a veces, tres o cuatro.

Mas, en este tema de las Plusvalías, aun habiendo ganancia patrimonial, nos encontramos con otro hecho totalmente insólito y contrario a los principios constitucionales (ningún hecho imponible puede gravarse dos veces), y así, en este caso positivo, amén de liquidarse el Impuesto Municipal de Plusvalía, al año siguiente en el  Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), nuestro ínclito Ministro de Hacienda, Sr. Cristóbal Montoro, extiende su “longa manu”, dando una vuelta de tuerca más al bolsillo del contribuyente, y le aplica el concepto de Incremento Patrimonial (ganancias patrimoniales), por lo que por el mismo hecho imponible se ha venido y se sigue gravando doblemente al contribuyente en lo que constituye un escándalo de proporciones mayúsculas, convirtiendo al Estado Español, no en un Estado de Derecho, sino en un Estado Confiscatorio. Y no cabe aducir que la plusvalía municipal grava el incremento del valor del suelo exclusivamente, dejando a un lado la construcción, porque el incremento patrimonial en el IRPF grava el bien íntegramente, suelo y construcción, por lo que,  al menos, debería, en su caso, descontarse lo pagado por la plusvalía municipal.  Y si seguimos raspando en la piel de estos Impuestos nos encontramos con otra aberración, cual es la sujeción a los mismos de los actos de naturaleza gratuita (mayoritariamente donaciones), en los que no hay Plusvalía ni Incremento Patrimonial para el donante (el que se desprende de su bien urbano) sino que hay una pérdida patrimonial como la copa de un pino, pues no es que tenga ganancias, sino que lo que se tiene es una pérdida monumental, o sea, total, al desprenderse gratuitamente de dicho bien, o sea, sin contraprestación alguna. Pero en este puñetero país ya sabemos que el principio sobre el que se ha asentado nuestro entramado organizativo es el de “recaudar, como sea”, aunque nos pongamos por montera todo el Ordenamiento Jurídico, incluida la Carta Magna, o nos lo pasemos por la entrepierna o el arco del triunfo. Y luego, para atender a fines esenciales, graves, inaplazables y, en su caso, a vida o muerte, que afectan a la colectividad, que ésta se organice y convoque maratones, encuentros, cuestaciones, etc, etc, para poder obtener unos míseros euros con los que atender a los fines sociales y menos sociales a los que deberían subvenir el Estado, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos y las Diputaciones Provinciales, que se llaman andana y que dejan al ciudadano de a pie más triste que un torero, al otro lado del Telón de Acero, que cantaba y canta Joaquín Sabina. Y también sabemos, porque los hechos son tozudos y la realidad persistente y no se puede esconder, que pese a tanta ilegalidad, tanta falta de moral, de principios y de conciencia de nuestros gobernantes, éstos se irán de rositas y que una vez más, de sus desmanes, atracos y robos, responda y pague el ciudadanito de a pie.

Y luego, se rasgan las vestiduras y ponen el grito en el cielo, porque el Presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloen, en sus declaraciones a un medio de comunicación alemán publicadas el pasado 20 de marzo, y en las que, tras meditar sobre la solidaridad dentro de la eurozona, reflexionó sobre cómo se gastan los países del Sur los fondos europeos: “en copas y mujeres”, concluyó.

Ni qué decir, que ciertos eurodiputados, españoles principalmente, y los medios de comunicación caseros, todos a una, como en Fuenteovejuna, pidieron y piden a gritos la dimisión del líder holandés por lo que dicen “insultos”, que no cabe duda iban dirigidos a España, Portugal, Italia y Grecia, o quizás, más bien a solamente España, y, seguramente, sin saber de la misa la mitad.

Por su parte, nuestro Ministro de Economía, Luis de Guindos, entró a la palestra calificando las declaraciones dichas de desafortunadas, pero afilándose los dientes porque ve una grieta por la que podría acceder al puesto del holandés, que ansía y que ya perdió en su día en buena lid.

A decir verdad, y valga la redundancia, Mr. Jeroen dijo una verdad como un templo, tan grande como la copa de un pino centenario, y es la primera vez en la historia de la humanidad que, por decir la verdad, se pida la dimisión de un político. Mas todo puede suceder en este mundo actual en que los valores se hallan invertidos, y más en este país, aun hoy, a duras penas, llamado España.

Y no sólo eso, sino que el tal Jeroen, en realidad, se quedó corto, al menos que yo sepa, respecto de España, sobre la que omitió que buena parte de esos fondos europeos son saqueados y esquilmados por la clase dirigente, tal como se está demostrando en las numerosas vistas judiciales que se suceden por toda la piel de toro.

Item más, quizás animaron al Presidente del Eurogrupo a tales declaraciones, el ser conocedor de las conversaciones grabadas en el despacho del Rey Emérito en la Zarzuela, Don Juan-Carlos I, cuando ostentaba la Jefatura del Estado, en el que pareciera más lógico que en tal sede se trataran verdaderos asuntos de Estado y no de líos de faldas.

Si los políticos españoles dimitieran, como ha hecho el Ministro de Interior francés, Bruno Le Roux, por contratar a sus dos hijas con dinero público, teniendo en cuenta la cohorte de asesores, adláteres, corifeos, acólitos, paniaguados y mamandurrieros que nuestros mandamases contratan a dedo y con unos sueldos de escándalo a costa del erario público, con todo tipo de parentesco y amiguismo, habría que formar el Gobierno con los Presidentes de Comunidades de Vecinos.

¡País de charanga y pandereta!, tal como nos calificara el inmortal poeta Antonio Machado, que era español, por lo que conocía de primera mano el paño y la idiosincrasia de España y de los Españoles.

 

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

12 de abril de 2017