Tras destapar dos facturas de 209 y 914'76 euros en abril de 2016 y el mismo mes de 2017, la última de ellas referente a la fallida selección de personal