El albaceteño Manuel González es uno de los integrantes de la nueva la ejecutiva del PSOE de Pedro Sánchez

Domingo, 18 Junio 2017 12:52   Redacción / Efe Albacete
Vota este artículo
(1 Voto)

Magdalena Valerio y la alcaldesa de Toledo Milagros Tolón también están en la nueva ejecutiva

Los socialistas castellano-manchegos Manuel González Ramos, Magdalena Valerio y Milagros Tolón, forman parte de la nueva ejecutiva del PSOE que ha configurado el secretario general del partido, Pedro Sánchez.

Manuel González Ramos, secretario general del PSOE de Albacete, será el responsable del área de Agricultura, Ganadería y Pesca, mientras que la guadalajareña Magdalena Valerio y la toledana Milagros Tolón se integrarán en el área de Política Económica y Empleo de la nueva ejecutiva.

Valerio, que fue consejera de Trabajo del Gobierno de Castilla-La Mancha y formó parte del "gobierno del cambio" que conformó Sánchez el año pasado, será la secretaria ejecutiva de Seguridad Social y Pacto de Toledo, en tanto que Milagros Tolón, actual alcaldesa de Toledo, ocupará la secretaría ejecutiva Economía de las Ciudades.

Pedro Sánchez, ha configurado una ejecutiva paritaria, con once nombres más que en su anterior mandato -de 38 a 49 miembros, incluido él-, en la que no ha integrado a ningún crítico, salvo el que fuera su adversario en las primarias, el exlehendakari Patxi López.

La presencia del albaceteño Manuel González Ramos refuerza un poco más, por si había dudas en el partido en Castilla-La Mancha, su posición fuerte dentro del partido a nivel nacional. González Ramos será el responsable de una de las áreas que más puede influir en el desarrollo de Castilla-La Mancha, como es la agricultura.

A partir de ahora llega el momento de los congresos regionales y en Castilla-La Mancha, vista la poca representación del aparato del PSCM, no sería de extrañar que Emiliano García-Page no esté solo en la lucha por la secretaría regional, incluso que al final no decida presentarse si se ve en minoría.

La nueva ejecutiva del PSOE, de estructura novedosa, está formada por 18 responsables de área, que son los que compondrán la comisión permanente que gestionará el día a día del partido.

Estos son: José Luis Ábalos (Organización), Carmen Calvo (Igualdad), Patxi López (Política Federal), Óscar Puente (portavoz), Alfonso Gómez de Celis (Relaciones Institucionales y Administraciones Públicas), Hugo Morán (Transición Ecológica de la Economía), Manuel González (Agricultura, Ganadería y Pesca), Pilar Cancela (Políticas Migratorias y PSOE del Exterior), Beatriz Corredor (Ordenación Territorial y Vivienda) y Nuria Parlón (Cohesión e Integración).

También, Susana Sumelzo (Política Municipal), Héctor Gómez (Relaciones Internacionales), Mónica Silvana (Movimientos Sociales), Manuel Escudero (Economía y Empleo), Francisco Polo (Emprendimiento, Ciencia e Innovación), José Félix Tezanos (Estudios y Programas), Odón Elorza (Transparencia y Democracia Participativa) y Andrés Perelló (Justicia y Nuevos Derechos).

Con 20 mujeres y 29 hombres, la nueva dirección socialista contiene representantes de todas las federaciones del partido, salvo Ceuta y Melilla, y en ella repiten: Adriana Lastra, Patxi López, María Luisa Faneca, Ibán García del Blanco, María Luisa Carcedo, Susana Sumelzo e Iratxe García, respecto a la ejecutiva de su anterior mandato.

Sánchez ha eliminado las vocalías y las ha sustituido por subáreas al frente de las cuales figuran lo que ha llamado secretarios ejecutivos.

Entre las áreas con más peso destaca la de Organización, que dirige Ábalos, y que cuenta con un secretario de coordinación territorial, el navarro Santos Cerdán; un secretario ejecutivo de Acción Electoral, el andaluz Francisco Salazar; otro de Dinamización de Agrupaciones Locales, José Antonio Rodríguez, alcalde de Jun (Granada), y de Formación, Javier Izquierdo, secretario provincial de Valladolid.

También el área de Cohesión e Integración, al frente de la cual está la catalana Nuria Parlón, que contará con otros cuatro secretarios ejecutivos: María Luisa Carcedo (Sanidad y Consumo), Begoña García (Servicios Sociales, Dependencia y Discapacidad), Ibán García (Cultura y Deportes) y Luz Martínez Seijo (Educación y Universidades).

Sánchez ha reforzado igualmente el área de Política Económica y Empleo, que dirige su nuevo gurú económico Manuel Escudero, con cuatro secretarios ejecutivos: Toni Ferrer (Empleo), Carlos Ruiz (Industria), Milagros Tolón (Economía de las Ciudades) y Magdalena Valerio (Seguridad Social y Pacto de Toledo).

La apuesta estratégica de Sánchez por la transición ecológica de la economía le ha llevado a crear un área específica que dirigirá Hugo Morán, el que fuera secretario de Medio Ambiente en las ejecutivas de José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba.

De este área cuelgan en el nuevo organigrama socialista los secretarios ejecutivos de Mundo Rural (Concha Andreu), Montaña (Paco Boya) y Transportes e Infraestructuras (Pedro Casares).

Fuentes del PSC han interpretado la llamativa secretaría de Montaña como un gesto hacia los pequeños pueblos de montaña catalanes, donde tiene mayor auge el soberanismo.

Entre las nuevas secretarías ejecutivas destacan las de perfil social y las que remarcan el proyecto de izquierdas del nuevo PSOE: Violencia de Género, Refugiados, Mayores, Memoria Histórica y Laicidad.

En el Comité Federal, formado por más de un centenar de personas, estará entre otros un albaceteño, Francisco Tierraseca.

 

Barreda queda fuera del Comité Federal de PSOE

La renovación de un tercio de los componentes del Comité Federal del PSOE ha dejado fuera del máximo órgano entre congresos a figuras e la vieja guardia como José María Barreda, José Blanco y Cipriá Ciscar y a cargos del partido como Eduardo Madina, Elena Valenciano y Antonio Hernando.

El 39 Congreso Federal socialista va a aprobar hoy la lista de 132 vocales que van a tener plaza en el Comité Federal, lo que supone algo más de un tercio del total de los componentes del órgano.

Otro tercio de los miembros será renovado más adelante en los congresos regionales y el resto, será la militancia la que los elija con su voto directo, como se acordó ayer, viernes, en el cónclave federal.

En el congreso del PSOE de 2014, en el que Pedro Sánchez fue designado secretario general por primera vez, se nombraron 111 cargos para el Comité Federal.

En aquella lista, además de Madina, Valenciano, Hernando, Blanco, Barreda y Ciscar, estaban otros nombres de calado como Óscar López, Soraya Rodríguez, Trinidad Jiménez, Carmela Silva, Marcelino Iglesias, Joan Lerma, Leire Pajín, Francesc Antich, Maru Menéndez e Inmaculada Rodríguez Piñero, que también han quedado fuera.

Tampoco repiten de 2014 los expresidentes andaluces José Antonio Griñán y Manuel Chaves y el exconsejero Gaspar Zarrías, que ya habían dejado de tener asiento tras dimitir como parlamentarios por el caso de los ERE, así como el exministro Josep Borrell.

Entre los cargos que se incorporan al máximo órgano del PSOE entre congresos, destacan el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Francisco Toscano, el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, y la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez.

También se estrenan los catalanes Jaume Collboni y Nuria Marín, y de Sofía Hernánz y Pere Joan Pons, de Baleares.

Entre los que han mantenido su puesto a nombramiento del congreso federal, destacan el vasco Rodolfo Ares, el madrileño Rafael Simancas y los andaluces Mario Jiménez, Miguel Ángel Heredia y José Antonio Pérez Tapias.

Regresan al Comité Federal la andaluza Micaela Navarro y la catalana Meritxell Batet, que ya lo eran antes como miembros de la anterior Ejecutiva Federal.

La renovación de los integrantes propuestos por el congreso federal ha supuesto la entrada de numerosos cargos de perfil medio que hasta ahora no habían tenido demasiado peso en el partido a nivel nacional.

Como miembros natos, en el Comité Federal tienen silla garantizada los componentes de la Ejecutiva Federal, los barones del partido, los portavoces parlamentarios, el presidente de la FEMP y algunos cargos de Juventudes Socialistas.

El proceso de renovación de Comité Federal proseguirá en los próximos meses con la designación de los puestos que corresponden a los congreso regionales.

La novedad es que, a partir de ahora, los militantes decidirán con su voto directo un tercio de los miembros del máximo órgano entre congresos que hasta ahora también decidían las federaciones.

La modificación de los estatutos para incorporar esta medida se aprobó ayer, sábado, en el congreso federal que hoy se clausura con el mitin de Pedro Sánchez.