Los sindicatos de la función pública abandonan las negociaciones con la Junta de Castilla-La Mancha

Jueves, 08 Junio 2017 13:59   Región
Vota este artículo
(1 Voto)

Los sindicatos que se sientan en la mesa de la función pública de Castilla-La Mancha han decidido levantarse de la mesa y acabar con las negociaciones.

En una nota de prensa conjunta, se señala que “desde el conjunto de los sindicatos reunidos en mesa sectorial de personal funcionario, una  vez llegados al punto de modificaciones de Relación de Puestos de Trabajo (Plantilla) hemos llevado a cabo la lectura de un escrito firmado por todos, finalizando con el abandono de la Mesa, dado la nula actitud negociadora de la Administración Regional.

Durante la presente legislatura se han venido incumpliendo reiteradamente los compromisos adquiridos con el personal de Función Pública, entre ellos:

. Falta de cobertura de vacantes en servicios esenciales

. Falta de regulación adecuada de las bolsas de trabajo

. Falta de negociación de una plantilla que se ajuste a las necesidades actuales de los diferentes servicios.

Consideramos inaceptable que la administración regional se limite a aplicar el rodillo en un simulacro de negociación, que repercute negativamente en los intereses del personal funcionario y en los servicios que se prestan.

Estas actitudes recuerdan al anterior gobierno y no vamos a permitir que continúen, haremos uso de cuantas herramientas legítimas consideremos necesarias para exigir el desbloqueo de la mesa de negociación, incluidas las movilizaciones si fuera preciso” termina esta nota de prensa.

Respuesta de la Junta

Por su parte, desde la Junta, el director general de Función Pública, José Narváez, ha explicado hoy que la Administración regional espera conocer una propuesta concreta de los sindicatos sobre la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para seguir negociando, aunque considera desproporcionado abandonar la mesa sectorial.

Narváez ha hecho estas manifestaciones tras la reunión de la Mesa Sectorial de Personal Funcionario de Administración General, que se había convocado hoy y que las organizaciones sindicales han decidido abandonar. 

En este sentido, Narváez ha subrayado que el diálogo con los agentes sociales es uno de los compromisos fundamentales de la Dirección General de la Función Pública y, por ello, desde el inicio de la presente legislatura se han mantenido más de 75 reuniones con los representantes de los empleados públicos en diferentes mesas de negociación.

Por lo tanto, ha continuado Narváez, Función Pública está dispuesta a conocer la propuesta concreta que quieren plantear los sindicatos, tal y como les ha manifestado hoy mismo en la Mesa Sectorial de Personal Funcionario de Administración General, ya que, de momento, la Administración regional no ha recibido nada en este sentido.

Narváez ha añadido que, por lo tanto, los sindicatos no han aceptado una negociación parcial de la RPT que proponía la Dirección General de Función Pública y, sin embargo, tampoco han presentado una propuesta de negociación global.

Por ello, Narváez ha manifestado que considera desproporcionado levantarse de la mesa de negociación sin haber presentado ninguna propuesta y espera que continúen con la actitud de diálogo que han mantenido desde el inicio de la legislatura.

El director general de Función Pública ha añadido sobre este particular que la Administración regional espera continuar con la negociación.

Precisamente es el diálogo social, ha resaltado el director general de Función Pública, el que ha permitido que el pasado año se pudiera alcanzar un acuerdo en la Mesa General de Negociación para mejorar las condiciones retributivas y laborales de los trabajadores de la Administración regional y gracias al cual, por ejemplo, los empleados públicos han podido recuperar la totalidad de la paga extraordinaria que les fue suprimida en 2012.

También ha recordado Narváez que durante este periodo se han producido otros avances en la recuperación del empleo público, entre los que ha mencionado la aprobación de dos ofertas de empleo público con 2.244 plazas, la contratación de más de 2.000 profesionales y la readmisión de 189 interinos despedidos ilegalmente en 2012.