Patxi López, ok. PSOE ¿ko?

Lunes, 15 Mayo 2017 14:22   Marino Martínez Opinion
Vota este artículo
(2 votos)

Terminado el debate de los tres candidatos del PSOE a la secretaría general el primer balance tendrá varias aristas. La primera es que el PP en la vida haría esto y que los grandes libertadores de Podemos ni pueden soñar algo así, les gusta más manejar los hilos sin luz, ni televisiones ni radios. Por tanto triunfo por goleado de los socialistas, capaces de dejarse ver y escuchar por el mundo incluso en momentos muy dolorosos.

Eso fue lo positivo, eso y que por lo menos un candidato habló de propuestas y quiso unir y no romper, que intentó hablar de lo que quiere y no se dedicó a criticar a los otros candidatos, más allá de saber defenderse y salir airoso de los reproches de los otros dos candidatos, que igual le querían que le ‘mataban’ con reproches en todo caso improcedentes.

Gano Patxi sí, y ganó bien, y eso no creo que nadie lo pueda poner en duda, ni los seguidores de Susana Díaz ni los de Pedro Sánchez. Estos dos se dedicaron a hablar mal del otro, Díaz y Sánchez fueron dos personajes rencorosos que se lanzaron dardos envenenados, que se tiraron los trastos a la cabeza y se enfrentaron hasta aburrir, hasta cansar. No se dieron cuenta, como no se han dado cuenta desde hace meses, que su actitud dañan y no unne, que con sus palabras y sus reproches solo consiguen dividir más a un partido en horas bajas, un partido con un futuro muy incierto, con una militancia cansada.

La pregunta que se deben hacer los socialistas es ¿y ahora qué? Las elecciones internas son el próximo domingo, de ellos depende el futuro del partido y por extensión de muchos votantes que han creído en el PSOE antes y que pueden creer en el PSOE también en el futuro. Por mucho que ahora Ciudadanos o Podemos quieran quitar el espacio al PSOE, el socialismo no se parece ni a unos ni a otros y sus militantes lo saben y sus votantes también.

El problema para el PSOE es si esta división interna no acabará con el partido, si esta división tremenda entre los dos candidatos con más opciones de ganar no acabará por hacer ganadores a unos y muy perdedores a otros. Si el día 22 habrá ‘limpia’ de los perdedores dentro del partido y los ganadores pasarán factura.

El PSOE está ante su ‘refundación’ o su muerte. Los militantes eligen.