La prevención, clave en el cuidado de la salud auditiva

Jueves, 20 Abril 2017 19:50   Cultura-universidad
Vota este artículo
(1 Voto)

El cuidado y la prevención son claves para mantener una buena salud auditiva en todos los niveles.

Cuando no tenemos ningún problema de audición, no nos damos cuenta de lo importante que es el cuidado de nuestro oídos. Si no nos protegemos adecuadamente de agentes externos como los ruidos estridentes e infecciones, podríamos sufrir pérdidas significativas de nuestra capacidad para oír bien. Por ello, los expertos alertan acerca de la necesidad de una buena salud auditiva, que empieza por tomar medidas de prevención para que los problemas tarden el máximo tiempo en llegar o no lleguen nunca, que es lo ideal.

Cuidado de los oídos para prevenir lesiones

El oído interno es el más afectado por el paso del tiempo. Si se somete a un nivel de ruido excesivo, se pueden producir daños irreparables. No obstante, se ha notado que las lesiones en el oído interno se empiezan a producir a una edad cada vez más temprana, debido sobre todo al uso de auriculares que llevan el ruido al oído interno de manera agresiva, obligando a gente relativamente joven a utilizar audífonos para poder oír bien.

Además de los ruidos y la edad, algunos tratamientos médicos pueden afectar al oído. Por ello, cuando se utilicen determinados medicamentos, es importante seguir al pie de la letra las instrucciones del médico que los haya prescrito.

Infecciones y problemas de salud auditiva

Las infecciones son la segunda causa de problemas auditivos. Por ello, prevenirlas es sumamente importante. Cuando se tiene un catarro, alergia o cualquier otro problema similar que afecte al sistema respiratorio, hay que tener mucho cuidado con los oídos, ya que las infecciones se pueden transferir con suma facilidad a estos.

Por lo tanto, si sueles tener problemas con la garganta o la nariz, te constipas con facilidad o tienes alergias, cuando llegue la temporada es importante que te protejas bien. De lo contrario, podrías sufrir graves problemas en tu oído, especialmente en el oído medio.

En cuanto al oído externo, que es el que se expone más frecuentemente a los elementos, puede tener problemas si no lo secamos bien cuando nos duchamos. Tampoco debemos utilizar los clásicos bastoncillos de algodón, que no son útiles. Producen irritaciones y eliminan la cera, que en realidad es la capa protectora del oído para que no entren elementos extraños.

Revisiones regulares, vitales para una buena audición

Las revisiones nos ayudarán a detectar los problemas antes de que sea tarde. Por ello, cuando se note en los oídos algo extraño, como zumbidos, dolor o sensación de que en el interior hay líquido, conviene consultar al especialista. También es recomendable hacerse una revisión periódica, en especial si estamos expuestos a mucho ruido o superamos los 50 años de edad.

En caso de padecer problemas auditivos

Tener un problema de audición no significa que no haya que seguir cuidando los oídos. Es importante mantener unas buenas pautas y seguir los consejos del médico que nos atiende para evitar que la pérdida vaya a más.

¿Tomas medidas para cuidar tu salud auditiva? Si no lo haces aún, deberías.