Comprar un colchón: consejos para acertar

Miércoles, 19 Abril 2017 00:27   Cultura-universidad
Vota este artículo
(1 Voto)

Precio, tecnología o dureza. Aspectos que influyen en la elección de un colchón y que pueden marcar la diferencia entre lograr un sueño reparador o pasar noches en vela.

La compra de un colchón es una decisión sumamente importante. Al fin y al cabo, de ello dependerá que logremos un buen descanso, fruto de un sueño de buena calidad. De lo contrario, nuestra salud puede verse perjudicada, en ocasiones de forma importante. Además, la idea al comprarlo es que dure mucho tiempo, por lo que acertar resulta, como mínimo, imprescindible. Veamos algunos pasos para elegir el mejor colchón, conforme a nuestras necesidades específicas.

¿El más caro siempre es el mejor?

El precio es un factor que a menudo resulta determinante. Por ello, hay quienes en lugar de buscar el colchón más económico hacen lo contrario. Seleccionan los precios más altos, convencidos de que esta es una señal de que están comprando el mejor producto.

Es verdad que los colchones que se venden a precio de ganga no suelen ser una buena opción de compra, aunque tampoco hace falta irse a los extremos. Hay modelos asequibles, que cumplen perfectamente con las características que debe tener un colchón de calidad. Podemos encontrar en colchones pikolin precios para todos los bolsillos sin tener que renunciar por ello a llevar a casa un buen producto. Marcas como esta, de primer nivel, siempre son un acierto que no requiere un gran desembolso.

Tecnología

Aunque parezca mentira, en la actualidad los colchones pueden estar basados en varias tecnologías. Incluso los tradicionales de muelles tienen muchas variantes, cada una de las cuales se ajusta a un perfil de descanso.

También hay colchones con espumas tecnológicas, como la conocida Bultex o el ya extendido colchon viscoelastico que surgió en los años 80 y que se adapta a la forma del cuerpo. Por no hablar de los colchones de látex.

Además de estas opciones, existen otras que combinan varias de ellas. Dependiendo de la dureza, resistencia o necesidad de adaptar el colchón a una o varias personas, puede ser una u otra la mejor en cada caso.

La cuestión de la temperatura

Algo que también tiene su importancia, aunque a menudo no se tome muy en cuenta, es la temperatura. Sobre todo en colchones que se van a compartir, ya que dos personas diferentes nunca tienen una misma temperatura de confort, de modo que alguien puede descansar muy bien mientras su acompañante esté pasando frío o calor, durmiendo mal o no durmiendo absolutamente nada. Por ello, al comprar colchon también debe analizarse este punto. Lo ideal es un colchón aislante que a la vez permita una buena ventilación.

Otros aspectos adicionales

Existen otros elementos, tanto del colchón como del conjunto de la cama, que debes mirar. La dureza, el tamaño y hasta el grosor influyen de un modo u otro en tu descanso. Además de que un buen canape pikolin o una ropa de cama que sea cálida en la época de frío también es algo a tener en cuenta. Se trata de elementos secundarios, complementarios a la elección del colchón propiamente dicha, pero que no dejan de tener relevancia.

¿Qué tipo de colchón te gusta más? ¿Has sufrido alguna vez las consecuencias de un colchón inadecuado?