Miércoles Santo en Hellín, procesión, tamborada y nombramiento de tamborilero del año a Juan Carlos Izpisúa

Jueves, 13 Abril 2017 00:20   Emilio Sánchez Provincia
Vota este artículo
(2 votos)

Miércoles Santo viene siendo en Hellín la procesión y la tamborada más esperada. La de este 2017, ha tenido como protagonista durante

 todo el día al científico hellinero Juan Carlos Izpisúa Belmonte, al ser nombrado por la Asociación de Peñas de Tamborileros, como tamborilero del Año. Un hellinero que este día ha ejercido como hellinero cumbre y humilde entre sus paisanos y familiares.

La Asociación de Peñas lo recibió en su sede la calle Benito Toboso a las 13 horas después de realizar una visita a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, para ver los pasos e imágenes que en el lugar se encuentran esperando tomar parte en las procesiones de los distintos dias de la semana. Juan Carlos que no había vivido la Semana Santa de su pueblo desde hace 25 años, estuvo acompañado por su esposa, su hija e hijo a los que siempre-dijo-,  les había inculcado esta Semana Santa, la que él vivió en sus niñez y adolescencia, pero con lo que están viendo me dicen que no se lo podían imaginar.

El científico Juan Carlos Izpisúa Belmonte ha sido nombrado este miércoles Tamborilero del Año y de Honor de la Tamborada de Hellín, localidad que le vio nacer hace 57 años y cuya Semana Santa no visitaba desde hace 25 años.

Al acto, que ha tenido lugar en el monumento al Tamborilero ubicado en el Jardín Martínez Parras, ha contado con la presencia del alcalde de la ciudad, Ramón García; el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero; el subdelegado del gobierno en Albacete, Aquilino Iniesta, y el presidente de la Asociación de Peñas de Tamborileros, Fernando Picornell.

Tras la imposición de la túnica y el pañuelo negro y el tambor, Izpisua Belmonte se ha mostrado visiblemente emocionado, ante el gran número de hellineros que han acudido en masa para ofrecerle un homenaje popular de admiración y cariño.

En su intervención, el científico ha señalado que el tambor «es algo más consuetudinario al ser humano, ya que el ruido va acompañado de la comunicación y llega incluso en un momento álgido que se convierte en música y el momento culminante de ese ruido del tambor quizás sea Hellín».

Precisamente, ha apostillado, «por eso digo que el tambor es más que arte y cultura, es comunicación en la evolución humana y una alegría tremenda que Hellín represente, quizás, uno de los puntos culminantes en esa evolución del tambor y estoy orgulloso de formar parte de esta asociación, y más como tamborilero del año y tamborilero de honor». Por último, el ilustre hellinero ha agradecido a la Hermandad de Jesús Nazareno su nombramiento como Mayordomo de Trono.

Izpisúa Belmonte, nacido en Hellín en 1960, estudió en la facultad de Farmacia de la Universidad de Valencia, con premio extraordinario fin de carrera, y el doctorado en Bioquímica lo realizó en Bolonia, para después trabajar a Alemania, Inglaterra e Italia, y finalmente en Estados Unidos.

En este último país, dirige en la actualidad el laboratorio de Expresión Genética del Instituto Salk de la Jolla (California), después de haber regresado a España para hacerse cargo por un tiempo del Centro de Investigación en Medicina regenerativa de Barcelona, de donde dimitió por falta de apoyos.

Es Doctor Honoris Causa de las Universidades de Granada y Murcia y acaba de recibir la medalla de Honor y Gratitud de la Provincia de Albacete.

Día completo

Un día completo para tamborileros, nazareno y cuantos visitantes han pasado por la ciudad este día. Las calles del recorrido de la procesión estuvo abarrotada de público viendo pasar el cortejo procesional y los miles y miles de tamborileros. 

La procesión denominada de la Oración en el Huerto, la Plaza de la Iglesia se llena de público para ver sacar al Paso Gordo por la puerta principal de la Iglesia de la Asunción.