El viejo ‘chantaje’ de los dirigentes del Albacete a los políticos locales no le saldrá esta vez bien al Alba

Sábado, 18 Marzo 2017 13:43   Marino Martínez Albacete
Vota este artículo
(1 Voto)

Estamos viviendo estos días una nueva ‘guerra’ entre el Albacete Balompié y las instituciones locales o provinciales. En este 

caso esa ‘guerra’ es del presidente del Alba con la Diputación de Albacete. Para empezar, no habría que tratar al presidente José Miguel Garrido de forma diferente a lo que se hizo en el pasado con otros presidentes. Otras veces no se habló, como ahora, de ‘chantajista’ o calificativos bastante peores, que ahora hemos podido ver en algunas redes sociales o simplemente en la calle.

Antes otros presidente también intentaron, y casi siempre consiguieron, chantajear a Ayuntamiento o a la propia Diputación de Albacete, cuando no lo intentaron con la Junta de Castilla-La Mancha. La diferencia va a ser ahora que la Diputación de Albacete, seguramente porque la economía no permite gastar el dinero a manos llenas de los contribuyentes, el club no se va a salir con la suya. Pero si echamos la vista atrás veremos que otros presidentes y dirigentes del Albacete también han chantajeado a las instituciones, con aquello de que representaban al club más importante de la ciudad han tenido pulsos muy largos con las instituciones.

Solo hay que recordar las veces que la ciudad deportiva se ha comprado y recomprando por parte del Ayuntamiento de Albacete o los préstamos al club de forma directa o indirecta, o la compra del dinero que los clubes recibieron para cambiar los estadios de fútbol y que al final también pagó el Ayuntamiento.

Otras veces ‘la foto’ o ganar el silencio de los presidentes ante lo que se suponía la presión de la masa social del Albacete valió para que el club se sostuviera con dinero público muchas veces, ante la pésima gestión, una y otra vez, de los rectores del club.

Ahora han cambiado los actores y los tiempos. En estos últimos no cabe que las instituciones financien entidades privadas. Ni los propios seguidores del Alba, al menos la mayoría, pueden dar por bueno que con el dinero de todos el club se gestione mal y se pierde un año sí y otro también. Los actores tampoco son los mismos, el presidente de la Diputación es nuevo en esto, o casi, porque ya cedió no hace mucho a la presión de Garrido con el anterior convenio del Alba. Y también cedió con Garrido el Ayuntamiento, de otro color político, no hace tantos años.

El ‘actor’ del Alba también ha cambiado, ahora es una persona de frágil memoria, al que unos patéticos exdirigentes blancos le regalaron el club. Lo voy a repetir por si alguien tiene alguna duda, le regalaron el club. Porque si no recuerdo mal le vendieron las acciones por un euro. Por tanto llegó gratis, luego se hizo una ampliación de capital para que las que no le regalaron no tuvieran el más mínimo valor. Ante eso, aquellos que con el sudor de su frente habían puesto 60 euros por acción en campañas de ayuda anteriores vieron cómo se habían quedado sin dinero y sin representación. Eso se lo deben todos los accionistas del Alba a los irresponsables expresidentes y exconsejeros del Albacete, en especial a los que pasaron como ‘grandes’ presidentes y salvadores del Alba y no fueron más que aquellos que regalaron el club a este presidente actual. Eso sí, lo hicieron con el apoyo de una mayoría de la afición cegada y una prensa equivocada o interesada.

Garrido, el ‘actor’ principal del Alba, ataca de nuevo y lo hace diciendo que se va del Alba o que retira el equipo de la competición. Parecen palabras muy gruesas, lo primero porque estar en el Albacete no le ha costado ningún dinero y lo segundo es porque si tiene adelantado algo o quiere sacar algo de esta temporada él sabe mejor que nadie que no cumplirá su amenaza.

Además, hay que preguntarle al señor Garrido lo que hace con el dinero de la Diputación. ¿Acaso lo echa en pagar a jugadores del primer equipo? ¿Lo utiliza para pagar las deudas del club?¿Lo dedica a pagar a los empleados?  No pregunto si lo dedica a pagar a Hacienda o la Seguridad Social porque sé que ‘eso no lo usa’.  Pero si a alguna de las preguntas anteriores la respuesta es sí habría que decirle que está delinquiendo, puesto que el dinero que recibe de la Diputación de Albacete no es para el primer equipo, es para la promoción de la cantera, para la Fundación del Albacete. Sí, para la Fundación, no para el Albacete Balompié, que se supone son entidades diferentes. Por tanto, si el señor Garrido dice que retira al club de la competición porque la Diputación no le da el dinero “prometido” (dice él), lo que está diciendo es que está delinquiendo utilizando el dinero de una subvención pública en una entidad privada.