Las oposiciones para la administración de la Junta de Castilla-La Mancha, 446 plazas, serán "como muy pronto" a finales de septiembre

Miércoles, 15 Marzo 2017 14:18   Efe -Redacción Albacete
Vota este artículo
(1 Voto)

Las oposiciones para la Administración General de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, por las que se ofertarán 464 plazas,

 se celebrarán "como muy pronto" a finales de septiembre y la previsión es que concurran unos 49.000 aspirantes.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha aportado estos datos en rueda de prensa junto al director general de la Función Pública, José Narváez, y la directora de la Escuela de Administración Regional, Berta Hernández.

Una vez que hoy se ha convocado la oferta de empleo público para la Junta correspondiente al año 2016, los opositores podrán presentar su solicitud desde mañana, 16 de marzo, hasta el día 12 de abril.

En concreto, se han convocado 274 plazas para funcionarios y otras 190 para acceder a la condición de personal laboral, cifra que Ruiz Molina ha destacado frente a las "siete que se aprobaron durante los años" de gobierno de María Dolores de Cospedal.

De las 464 plazas, el 7 por ciento de las mismas están reservadas a personas con discapacidad física o intelectual.

Los temarios, ha recordado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, se publicaron el pasado 5 de agosto, por lo que "hay margen para seguir estudiando" hasta que se celebren los exámenes, "como muy pronto" a finales de septiembre.

"Con este proceso selectivo lo que hacemos es, por un lado, crear empleo público y, por otra parte, dar estabilidad a aquellos trabajadores que tienen actualmente la condición de interino y que si superan el proceso de selección adquirirán la condición de funcionarios con carácter indefinido", ha destacado Ruiz Molina.

Narváez ha explicado que como novedad, "por primera vez", se ha habilitado el sistema telemático para la inscripción, registro y pago de las tasas de las solicitudes a través de una aplicación informática disponible en la web de Empleo Público de la Junta.

Aquellos que utilicen este sistema, se prevé que el 75 por ciento de los aspirantes, tendrán una bonificación del 10 por ciento para incentivar el uso de la Administración electrónica, mientras que los parados están exentos del pago de las tasas.

El director general de Función Pública ha explicado que la previsión -según el análisis de los procesos anteriores y la situación socioeconómica- es que concurran 49.000 personas a las oposiciones, de las que 20.000 aspirarán a las plazas convocadas para auxiliar administrativo.

En total, habrá 26 tribunales conformados por empleados públicos, diez miembros por cada uno de ellos: cinco titulares y cinco suplentes.

Además, "pueden nombrar expertos, sobre todo, en las pruebas de discapacitados intelectuales en las cuales los cuestionarios son de lectura fácil".

El sistema de selección de la convocatoria, en todos menos en la de letrados, es de concurso-oposición, de modo, que "se valoran los méritos previos prestados en cualquier Administración pública como interino".

Otra novedad, ha apuntado Narváez, es que a las mujeres con embarazo de riesgo o parto se las puede diferir la realización de las pruebas.

"Las pruebas se realizarán preferentemente en Toledo, a no ser que el número de aspirantes haga necesario que se hagan en el resto de capitales de provincia", ha explicado, lo que puede ocurrir con las pruebas de auxiliar administrativo.

Los días de realización de las pruebas habrá "un operativo coordinado con el Ayuntamiento, donde participan los centros docentes, la Policía Local y los Servicios de Emergencia, sobre todo, en las masivas".

Además, colaborarán como vigilantes y coordinadores de centros o asistentes a los aspirantes con discapacidad unos 2.300 empleados públicos.

Por otra parte, Ruiz Molina ha apuntado que el Gobierno autonómico "sigue con la intención" de aprobar las oposiciones correspondientes al año 2017, que no han podido convocarse al no haberse aprobado los Presupuestos Generales del Estado, que están prorrogados.