La Diputación de Albacete sale al paso de los supuestos problemas de la recogida selectiva en la provincia

Martes, 14 Marzo 2017 13:56   Provincia
Vota este artículo
(1 Voto)

La Diputación de Albacete sale al paso de unas críticas de la concejal del Ayuntamiento de Albacete, Rosa González, en la que 

pedía que la Diputación atendiese diversos problemas que según denunciaba había surgido con la recogida selectiva en la provincia y que afectaban a Albacete. La nota señala que “En respuesta a las críticas emitidas desde el Ayuntamiento de Albacete, y más en concreto, desde su área municipal de Medio Ambiente, desde el Consorcio Provincial queremos hacer las siguientes aclaraciones:

1- Las incidencias surgidas en los últimos días con la recogida selectiva de envases han sido debidas a problemas en el ajuste del servicio de la nueva empresa adjudicataria (Cespa, S.A.), en todo caso ajenos al Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Albacete.

2- Estos problemas se han dado exclusivamente en el Programa de Recogida Selectiva de Envases y no en el resto de programas (papel-cartón y vidrio).

3- En Albacete capital se realiza una recogida diaria todos los días de la semana y sin coste alguno para el consistorio, pese a que supone el 60% del esfuerzo del Consorcio en el conjunto de la provincia.

4- Es habitual que cuando se produce un cambio de adjudicatario en cualquier servicio se registren algunos desajustes y descoordinaciones que normalmente se solucionan lo más rápidamente posible.

5- En este caso, el problema en la capital albaceteña ya está solucionado y queremos pedir disculpas a los ciudadanos por las molestias que les haya podido ocasionar esta situación”, termina.

Fuentes del Ayuntamiento de Albacete señalaban a este diario que el punto 3 de esta nota no se ajusta a la realidad porque el Ayuntamiento aporta una cantidad que supera el millón seiscientos mil euros. 

La denuncia del Ayuntamiento de Albacete

La respuesta de la Diputación de Albacete viene por las declaraciones de la concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Albacete, Rosa González de la Aleja, quien denunciaba este lunes que el consistorio ha insistido a la Diputación Provincial de Albacete para que aumente la frecuencia de recogida de los contenedores de reciclaje de papel-cartón, envases y vidrio de la capital.

Así se ha expresado la edil tras enviar este lunes un segundo requerimiento a la institución provincial en el que se indica que, al encontrar los vecinos los contenedores llenos, muchas veces se ven obligados a dejar materiales en la vía pública, con el consiguiente perjuicio para la imagen y la limpieza de las calles de Albacete, una situación que los propios vecinos han denunciado por las diversas vías de comunicación que el consistorio mantiene abiertas.

Rosa González de la Aleja ha explicado que el pasado 13 de febrero ya se presentó a la Diputación Provincial un primer escrito solicitando este aumento de frecuencia en la recogida de papel-cartón, envases y vidrio, realizando previamente un estudio del ritmo de llenado en las distintas áreas de aportación que existen en la capital.

La responsable municipal de Medio Ambiente ha indicado que, ante la inexistencia de medidas por parte del Consorcio Provincial de Medio Ambiente, presidido por Santiago Cabañero, también presidente de la Diputación Provincial, algo que se puede apreciar a simple vista paseando por algunas zonas de la ciudad, se ha procedido al envío de un segundo oficio a la institución provincial reiterando nuevamente la toma de medidas ante esta situación.

La concejal ha afirmado que en el escrito se añade que el Ayuntamiento de Albacete, para evitar situaciones de riesgo propiciadas por el deficiente servicio de recogida, fundamentalmente de envases ligeros, realizará las acciones pertinentes procediendo a la ejecución subsidiaria con cargo al obligado de la prestación del servicio.

Por último, Rosa González de la Aleja ha asegurado que, desde el Ayuntamiento de Albacete, se busca que los vecinos de la ciudad tengan sus calles en las mejores condiciones posibles, evitando la mala imagen que da el encontrar los alrededores de los contenedores de reciclaje llenos de bolsas que no se han podido introducir en los mismos al encontrarse llenos.