El "Desafío Calar del Río Mundo" cumple su quinta edición y aspira a los 2.000 inscritos

Martes, 07 Marzo 2017 12:46   redacción deportes
Vota este artículo
(1 Voto)

Durante los días 6 y 7 de mayo, cinco municipios de la Sierra del Segura, Molinicos, Villaverde, Cotillas, Bogarra y Riopar, serán conquistados por deportistas que participaran en una de las diferentes modalidades que forman parte de la V Edición de la prueba deportiva conocida como “Desafío Calar del Río Mundo”.

El vicepresidente Tercero de la Diputación, Alberto González; la diputada provincial de Turismo, Raquel Ruiz; y el director de la prueba, José Ramón Yañez, presentaban el contenido de una prueba que va dirigida desde aficionados que quieren tener una primera prueba de contacto con el trail de montaña hasta atletas de gran nivel. Para ello, la organización ofrece hasta cinco modalidades de 20, 25, 45 65 y 105 kilómetros de extensión, esta última la prueba reina sólo apta para “superatletas”, según aseguraban tanto la diputada como el vicepresidente de la institución provincial.

“Todas las modalidades tienes un denominador común, su recorrido transcurre por paisajes de inigualable belleza, desde los Chorros del Río Mundo hasta el gigante de nuestra provincia, el Pico Almenara”, expuso Raquel Ruiz, para quien el equipo de Gobierno de Diputación “tiene claro que la dinamización de nuestra provincia pasa por aprovechar, entre otras cosas, nuestros recursos naturales, y eso mismo es lo que pretendemos con el apoyo a esta prueba que se desarrolla por paisajes de singular belleza de la Sierra del Segura”.

En la misma línea, Alberto González resaltó que “tenemos mucho que presumir en nuestra Sierra, y en este caso hablamos de una carrera muy bien programada y adaptada por lo que desde la Diputación de Albacete nos tenemos que sumar a todo lo que sirva para fomentar el impulso económico de la provincia”.

Los días en los que se desarrolla la competición suponen un estímulo económico importante para la zona, sobre todo para el sector hotelero y de restauración, que logra porcentajes altísimos de ocupación. La organización aspira a lograr cerca de 2.000 inscritos, que se desplazan hasta la comarca en muchos casos acompañados de sus familias “porque se trata de una prueba totalmente diferente”, dijo el director de la misma, quien advirtió de que “se trata de un verdadero desafío”, especialmente en las carreras de mayor distancia “en las que no vienen a correr los atletas de carreras populares porque tienen una dificultad importante”.

Para los acompañantes, la competición lleva aparejado un programa lúdico paralelo que incluye conciertos, charlas, actividades para niños, mercadillo e incluso una ruta de la tapa. Ya se han superado las 1.000 inscripciones cuando quedan dos meses para la competición.