Page convocará oposiciones a maestros en Castilla-La Mancha en 2017 si Rajoy no obstaculiza las previsiones de la Junta

Viernes, 17 Febrero 2017 09:59   M. Martínez Albacete
Vota este artículo
(1 Voto)

Las oposiciones a maestros en 2017 están más que en el aire. Estos días se han intensificado las reuniones 

y las posiciones no han quedado todavía claras. Este viernes el consejero de Educación, Felpeto, se reunía con los sindicatos para saber la opinión que tienen sobre la convocatoria de oposiciones para este año. Una opinión clara, los sindicatos no quieren oposiciones este año bajo ningún concepto, la defensa de los interinos la llevan por bandera y no se van a mover de esa posición.

La Junta de Castilla-La Mancha, que desde hace meses viene diciendo, de forma más o menos clara, que habría oposiciones, se encuentra ante la tesitura de cumplir con su palabra de convocar elecciones o dejar pasar este año porque haya una cuestión legal por encima de la decisión de las comunidades y es la tasa de reposición.

Las buenas palabras del gobierno de Rajoy con las comunidades en una reunión de hace semanas no han tenido respaldo en sus hechos y es que en educación hay lo que se llama la tasa de reposición, que la marca el gobierno de España. Esa tasa de reposición no es más que las plazas que se pueden cubrir en ofertas públicas de empleo por jubilaciones, bajas, etc.

Las comunidades, en este caso la Junta e Castilla-La Mancha, esperan conocer la tasa de reposición para poder saber las plazas que pueden convocar y tener por tanto seguridad jurídica en su decisión de convocar nuevas plazas de empleo público. Sin esa tasa de reposición, que debe señalar el gobierno, cabría la posibilidad de que se convocasen oposiciones y luego que no se pudieran celebrar o no en las plazas ofertadas.

Para conocer la tasa de reposición no hay que aprobar el presupuesto general del estado, como se ha señalado muchas veces, bastaría con que el gobierno de España no quisiese obstaculizar estos procesos y en un consejo de ministros de cualquier viernes lo podría decidir y publicar en un Real Decreto.

La posición de la Junta de Comunidades es clara y concisa. Habrá oposiciones si Rajoy no obstaculiza. Y si no hay tasa de reposición antes del martes, cuando Felpeto presentará al consejo de gobierno de la Junta, el gobierno de Page tampoco descarta convocar oposiciones, saben que hay miles de personas que están estudiando desde hace mucho tiempo y se aferran a la ilusión de un trabajo digno.

Eso chocaría de frente con los sindicatos, que están claramente en contra de las oposiciones, porque nuevos exámenes significan nuevos estudios, nueva lista de bolsa de trabajo, etc., y además, que no haya oposiciones significa más contrataciones de interinos para el curso próximo con la actual bolsa de empleo, puesto que hay jubilaciones, traslados, etc.

La disyuntiva por tanto no es fácil, Page y su gobierno saben que pondrá en contra a mucha gente si no convoca oposiciones de maestros este año, y cuenta también con que si las convoca tendrá la oposición frontal de los sindicatos. En todo caso, más de una vez desde la Junta se ha dicho que no se gobierna para ningún colectivo concreto y sí para todos los castellano-manchegos, por tanto si Rajoy y su gobierno no siguen poniendo obstáculos en forma de no publicar las tasas de reposición sí habrá convocatoria. El problema es el tiempo, no se espera que antes del martes se convoca la tasa de reposición y ese día es el que se ha puesto la Junta como plazo para hacer público si hay o no convocatoria. Puede haberla, marcarlo todo y esperar a que la tasa de reposición se conozca pronto y con ella las plazas. No hay que olvidar aquí que uno de los compromisos de Rajoy y Montoro con las comunidades autónomas es que podrían superar esas tasas de reposición en educación, sanidad y servicios sociales.