La Junta de Castilla-La Mancha, que recuerda que ha contratado en unos años a más de 2.000 personas, resalta las mejoras de sus funcionarios para el 2017

Jueves, 16 Febrero 2017 16:10   Región
Vota este artículo
(1 Voto)

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha trasladado hoy a los representantes de los 

empleados públicos las mejoras en materia de función pública que se incluyen en el proyecto de Presupuestos para 2017, entre las que destaca, en materia retributiva, la devolución del 25% de la paga extraordinaria de 2012, la recuperación del 1,5% salarial y, en caso de que lo apruebe el Estado, el incremento del 1% de masa salarial.

Ruiz Molina ha informado de estas mejoras a los sindicatos en la reunión extraordinaria de la Mesa General de Negociación que hoy se ha celebrado en Toledo y a la que han asistido representantes de CCOO, UGT, CSIF, FSES e Intersindical.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que esta reunión se enmarca en el compromiso de informar a los agentes económicos y sociales de las líneas fundamentales del proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2017.

Dentro de esos encuentros hoy ha tenido lugar el que ha mantenido con los representantes de los empleados públicos, fundamental a criterio de Ruiz Molina, ya que “los trabajadores públicos son una pieza fundamental en el cumplimiento de los objetivos del Gobierno y, por tanto, tienen que estar al tanto de cuáles son las líneas fundamentales del presupuesto”.

En declaraciones previas a la reunión a los medios de comunicación, Ruiz Molina ha subrayado las mejoras retributivas que se incluyen en el presupuesto y que suponen cumplir rigurosamente el acuerdo alcanzado con los sindicatos el pasado mes de febrero.

Entre estas mejoras retributivas, Ruiz Molina ha mencionado el abono del último 25% de la paga extraordinaria suprimida en el año 2012 y la recuperación del 1,5% salarial, “que es la mitad de la llamada ‘tasa Cospedal’, que fue el castigo que se impuso a los trabajadores de esta Administración en relación con el resto de empleados públicos de España” en la pasada legislatura.

También ha añadido que el incremento salarial para los empleados públicos es legislación básica del Estado por lo que hay que esperar a que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado para que se pueda llevar a cabo. No obstante, Ruiz Molina ha recordado que ya el año pasado el incremento máximo permitido fue del 1%, el cual fue incorporado por la Administración regional y así se hará también este año en caso de que se apruebe a nivel nacional.

El Gobierno de García-Page desde el inicio de la legislatura ha readmitido a 189 interinos despedidos ilegalmente en 2012; ha hecho más de 2.000 contrataciones en sanidad, educación, dependencia y empleo, fundamentalmente; ha aprobado dos ofertas de empleo público que ascienden a 2.244 plazas, ha recuperado la totalidad de la plantilla del servicio de prevención de riesgos laborales de los empleados públicos y ha anulado el plan del anterior Ejecutivo para reducir a la mitad la plantilla del parque móvil de la Junta.

Además, ha puesto en marcha mejoras en las condiciones laborales de los empleados públicos como la convocatoria de dos concursos de traslados de funcionarios de la Administración General, la prolongación del servicio activo a funcionarios y personal estatutario que cumplen 65 años o la constitución del Comité Regional de Salud Laboral.

Las inversiones crecen un 21% en 2017

Respecto al proyecto de Ley de Presupuestos para este año, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha señalado que destina el 70% del gasto no financiero a gasto social, fundamentalmente, a sanidad, educación y servicios sociales.

“Son los empleados públicos los que prestan estos servicios y por eso se les va a trasladar que, no solamente queremos dotar de más personal a esos servicios, sino también de las infraestructuras necesarias para que la calidad con la que se prestan esos servicios sea mejor”, ha enfatizado Ruiz Molina.

Por ese motivo, ha continuado, las inversiones en este presupuesto crecen un 21%, siendo el capítulo que más crece, y, además, este incremento se destina principalmente al ámbito de la sanidad, la educación y los servicios sociales, “lo que repercutirá en la calidad de los servicios públicos a los ciudadanos” y supondrá un efecto multiplicador sobre la economía regional.

Castilla-La Mancha crece económicamente y reduce la tasa de paro

Por otra parte, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha puesto en valor que los principales estudios de análisis económico pone de manifiesto que tanto en 2016 como en 2017 la tasa de crecimiento de la economía regional va a ser superior a la media nacional.

A este respecto, Ruiz Molina ha señalado que el hecho de que el presupuesto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha represente una parte importante del Producto Interior Bruto (PIB) regional, más del 20%, supone que la distribución de los recursos tiene incidencia significativa en la economía regional.

Así, ha continuado, se ha conseguido reducir la tasa de paro en más de 5 puntos desde el inicio de la legislatura y han disminuido, en más de 17.000, las familias con todos sus miembros en paro.

A la vista de estos datos, ha indicado Ruiz Molina, “hay que ser optimistas y seguir incidiendo en las políticas públicas que tratan de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y generar riqueza”.