La carrera de BTT de Higueruela quedó cancelada cuando ya se disputaba, por el viento, nieve y granizo

Lunes, 06 Febrero 2017 20:53   deportes
Vota este artículo
(1 Voto)

El pasado domingo se celebraba en Higueruela la tercera prueba del Circuito Provincial de BTT, organizado por la Diputación, que 

había celebrado las dos primeras citas sin ningún tipo de incidencia, y con unos números de participación altísimos. Para esta prueba, los registros de inscritos volvían a ser espectaculares, aumentando en un veinte por ciento respecto a la edición del año pasado.

Con una mañana muy desapacible y ventosa, tal y como marcaban las previsiones, pero no imposible para la práctica de la bicicleta todoterreno, se arrancaba a las diez en punto esta tercera marcha. La salida, rápida y selectiva como casi siempre, hacía que los principales aspirantes al triunfo final se situasen lo más adelante posible del pelotón para entrar bien situado a la ascensión del Molatón, ascenso de cinco kilómetros y una pendiente media del 4%, que dejaría ya hecha la primera criba importante de la carrera. Fue en el transcurso precisamente de esta subida, cuando el día ventoso y desapacible se transformó en un tremendo vendaval a los que se añadieron la nieve y el granizo, poniendo en serio peligro la integridad de los ciclistas.

La organización por tanto, en una decisión sin precedentes en el Circuito, tomó entonces acertadamente, la decisión de no poner en riesgo la salud de los ciclistas, ya que si bien las condiciones en el inicio de la prueba eran malas, no imposibilitaban el desarrollo de la marcha. Sin embargo, la fuerte tormenta vivida minutos después, hizo que la situación pasase de mala a dantesca, siendo la decisión de suspender la carrera, la más sensata posible, a tenor de las circunstancias vividas.

La prueba, que obviamente no tuvo clasificaciones finales, quedó cancelada, si bien la participación de los más de seiscientos corredores que se dieron en la cita en la línea de salida, será tenida en cuenta de cara a la participación final del Circuito.

Para la semana que viene le tocará el turno a Almansa, que según las previsiones, también tendrá bastante viento. Esperar que no le suceda lo mismo que en Higueruela, donde las previsiones de fuerte viento se transformaron en vendaval, aderezado con nieve y granizo, lo que hizo que finalmente la prueba no se pudiese llevar a cabo.