Mediación en tiempos de cambio

Viernes, 20 Enero 2017 16:05   IntermediAcción Opinion
Vota este artículo
(2 votos)

En este Día Internacional de la Mediación, podríamos empezar hablando de ella así: como una forma de prevenir, resolver o transformar los conflictos existentes entre personas, colectivos o comunidades. Incluso entre pueblos o naciones. También podríamos decir que supone una herramienta clave dentro de la intervención social, para mejorar la convivencia y la cohesión de nuestras sociedades. Que puede comprenderse desde diferentes ámbitos y perspectivas, pero que todas ellas intentan llegar a una palabra o momento clave: el acuerdo entre diferentes partes, con intereses contrarios.

Pero es que es invierno y el frío se hace notar no solo en las calles, sino también en los hogares. Ahora que la pobreza se clasifica en tipos y está de moda la llamada “energética”, quizás sería interesante recordar que en muchos de esos hogares, se han producido impagos en los suministros de la luz, que suelen originar problemas con sus compañías eléctricas. Esto ha ocurrido siempre, pero ahora, cada vez son más los procesos de mediación que se llevan a cabo para que ambas partes lleguen a acuerdos que modifiquen la dura realidad de estas familias.

Además, vivimos tiempos convulsos y humanitariamente desastrosos en todo el mundo, mientras discursos que creíamos superados han regresado para hacer más compleja la convivencia en nuestros barrios y ciudades, estableciendo de nuevo fuertes barreras entre “nosotros” y “los otros” que ya creíamos derribadas. Pero como si de un movimiento transgresor se tratara, la mediación comunitaria e intercultural continúa su camino, proponiendo fijar la atención en intereses comunes por encima de las diferencias; creando categorías inclusivas de relación, comunicación, creación colectiva y vecindad; estableciendo puentes que nos permitan identificarnos y sentirnos parte de algo que a todas y todos nos proporcione dignidad y vías de participación en igualdad de condiciones.

Es ahora también cuando estamos comprobando con perplejidad los resultados en nuestra infancia y juventud, de un sistema cruel y competitivo, que lleva a las aulas y fuera de ellas unas relaciones de poder extremas y violentas. Y vemos cómo cada vez más, los programas de mediación escolar se definen como una herramienta muy válida y eficaz para prevenir situaciones de acoso y trabajar para mejorar las relaciones en los centros educativos.

Y es que es cierto que hace frío ahí fuera. Pero siempre es posible hallar ejemplos que nos hablen de cómo, a pesar de los contextos adversos estructurales que nos vienen dados, desde la mediación aún podemos seguir contribuyendo a crear relaciones igualitarias, espacios de reflexión e identificación comunes, empatía y asertividad. Lo llaman utopía, pero cada vez hay más sueños por ahí campando a sus anchas… Alcanzando acuerdos satisfactorios para todas las partes sin tener que llegar a las medidas judiciales. Mejorando relaciones personales, laborales, familiares, escolares, vecinales… Sin embargo ella, la mediación, es humilde, consciente de sus limitaciones y posibilidades.

Felicidades por lo tanto a todas las mediadoras del planeta. A profesionales y a quienes lo ejercen de manera natural, con su carácter conciliador, día a día.

IntermediAcción. Asociación para la Mediación Social e Intercultural. Toledo.

IntermediAcción: Asociación para la Mediación Social e Intercultural de ámbito regional y ubicada en Toledo, que pretende promover la inclusión y la convivencia mediante la intervención comunitaria, la mediación como herramienta de acción social y el arte para la transformación social. http://www.intermediaccion.es/